Local

Montilla renuncia a su escaño tras el desastre electoral del PSC

El presidente en funciones se convierte en la primera víctima de los comicios.

el 29 nov 2010 / 21:42 h.

TAGS:

La diputada Manuela de Madre, Isidre Molas, el presidente y líder de los socialistas catalanes, José Montilla y el portavoz del partido, Miquel Iceta.

En plena campaña electoral, anunció que ésta sería su última candidatura; la noche electoral afirmó que se retiraría de la disputa por la presidencia general del PSC y ayer comunicó que no llegará a ocupar el escaño que le corresponde como cabeza de lista en el nuevo Parlament. José Montilla es ya la primera víctima de las elecciones catalanas.

El presidente catalán en funciones y líder del PSC, José Montilla, renunció ayer a su escaño en el Parlament para evidenciar la asunción de su derrota en las catalanas y deja paso para ser relevado en el próximo otoño -tras las elecciones municipales de mayo en el liderazgo del PSC, proceso durante el cual Joaquim Nadal será presidente del grupo parlamentario.Montilla compareció ante los medios de comunicación después de una ejecutiva del PSC que se alargó más de cinco horas y que, por tanto, dio para mucho debate y reflexión "franca" después de que el domingo el partido sufriese un severo revés electoral al cosechar el peor resultado de su historia en unas autonómicas, en las que se quedó con 28 diputados, perdiendo nueve escaños.
"Ahora hay que dar un paso al lado", subrayó Montilla, que aseguró que no se aferra "al cargo ni a la silla" porque "esta derrota ha de tener consecuencias de futuro" en la renovación del partido.
A propuesta suya, la ejecutiva del PSC aprobó por asentimiento que sea el consejero Joaquim Nadal, y no la número dos de la candidatura, Montserrat Tura, quien presida el grupo parlamentario del PSC, mientras que Miquel Iceta seguirá de portavoz socialista en el Parlament. Montilla escogió a Nadal por su experiencia, pero dejó claro que tras el congreso de otoño habrá nuevo primer secretario y el grupo parlamentario quedará a expensas de cómo sea definido por la futura dirección del partido.
Preguntado sobre por qué no ha escogido a Montserrat Tura para dicho cargo, Montilla recordó que actualmente esta función recaía en Manuela de Madre y que no determina nada, por tanto, de futuro, como tampoco lo hace el hecho que Tura haya ido de número dos de la candidatura del PSC.
Montilla achacó la derrota electoral principalmente a la crisis económica y negó que la causa haya sido la campaña realizada por los socialistas, aunque "todo es mejorable", admitió.
En todo caso, Montilla da "un paso al lado", que no atrás, con lo que deja bien claro que aunque renuncia a ejercer de jefe de la oposición en el Parlament no piensa retirarse de la política.
Montilla enumeró tres "motivos" para renunciar a su escaño: "Dedicar todas mis energías para favorecer el proceso de renovación del PSC y no a dirigirlo, la reconstrucción de una alternativa de gobierno creíble y mayoritaria y la ejemplaridad personal".
Entre otras llamadas, Montilla recibió ayer la de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien explicó que le llamó para decirle que su comparecencia la derrota electoral estuvo "llena de dignidad".

  • 1