sábado, 23 marzo 2019
07:30
, última actualización
Local

Montilla y los familiares de los cooperantes piden su liberación

Vilalta está herido de bala en una pierna y ya ha recibido medicación.

el 30 dic 2009 / 21:59 h.

TAGS:

El presidente de la Generalitat, José Montilla, y las familias de los tres cooperantes catalanes secuestrados en Mauritania hace poco más de un mes a manos de Al Qaeda pidieron ayer su liberación "por razones humanitarias", tras conocerse que uno de ellos, Albert Vilalta, está herido de bala en una pierna, aunque se le ha hecho llegar ayuda médica.

El presidente de la ONG Barcelona Acció Solidària, Josep Carbonell, y el director de la caravana solidaria, Francesc Osan, trasladaron ayer esta demanda de las familias a los secuestrados en un comunicado de prensa que se hizo público en una rueda de prensa en Barcelona. Albert Vilalta habría resultado herido de bala en una pierna en el transcurso del secuestro cuando viajaba con la caravana solidaria por una carretera de Mauritania, si bien los "contactos, que no negociaciones", que mantienen los secuestradores con representantes del Gobierno español han hecho posible que se le faciliten medicinas, indicó Osan.

Las familias conocieron hace unos días las heridas que sufre Albert Vilalta por el Ministerio de Exteriores, que no lo confirmó oficialmente hasta el martes en un comunicado. Este hecho ha añadido aún más angustia a los familiares de los tres secuestrados, por lo que los responsables de la ONG a la que pertenecen pidieron a los medios de comunicación que se preserve la intimidad de las familias en estos delicados momentos.

Barcelona Acció Solidària continúa depositando su "confianza" en las gestiones del Gobierno con el fin de conseguir la inmediata libertad de los tres secuestrados, Albert Vilalta, Alicia Gámez y Roque Pascual, según se indica en el citado comunicado. Francesc Osan precisó durante la rueda de prensa que "valoramos positivamente" el trabajo realizado hasta ahora por los responsables del Ministerio de Exteriores y que están de acuerdo con la máxima de "trabajar mucho y hablar poco" que desarrolla el Ejecutivo en este caso.

Sólo contactos. Hasta ahora se han mantenido "contactos" con los secuestradores o personas próximas a ellos y no negociaciones propiamente dichas para conseguir la liberación de los secuestrados. Carbonell expresó, no obstante, su confianza en que "si llegan medicamentos a Vilalta pueden llegar también las palabras" con las que argumentar la liberación, aunque añadió que "no tenemos confirmación oficial de ninguna demanda de los secuestradores". "Esperamos que acabe bien" el secuestro, manifestaron Osan y Carbonell, que solicitaron a los secuestradores de Al Qaeda que, aplicando su propia ley -la sharia-, tengan en cuenta la situación médica de Vilalta. Los otros dos secuestrados, Alicia Gámez y Roque Pascual, se encontrarían bien y no habrían resultado heridos, según la ONG. Los tres cooperantes se encuentran en algún lugar entre Mali, Argelia y Níger, una zona desértica conocida como Kidal, fuera del control del Gobierno maliense y en la que conviven terroristas de Al Qaeda con cerca de unos 5.000 tuaregs, según un informe de la inteligencia española, al que tuvo acceso la Cadena SER.

Por su parte, Montilla aprovechó ayer su mensaje institucional de Fin de Año para "hacer llegar" a los tres cooperantes su testimonio "de apoyo", "el de todo el Gobierno y el de toda la sociedad catalana". "Confiamos en todas las acciones que se están llevando a cabo para conseguir su liberación", dijo el presidente, cuyo mensaje se emitió ayer.

  • 1