Economía

Montoro rectifica y despeja dudas de la prioridad del déficit

El ministro reconduce sus palabras después de que Sáenz de Santamaría le enmendara la plana.

el 21 ene 2012 / 20:23 h.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención ayer en un acto del PP-A en Sevilla.

Un día después de que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, saliese a la palestra a zanjar las dudas abiertas por los titulares del área económica del Gobierno, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, aprovechó una intervención pública de su partido en Andalucía para dar marcha atrás en sus declaraciones y mostrarse, esta vez sí, más rotundo en la batalla abierta sobre el cumplimiento del déficit público.

Montoro apuntó en Sevilla que el objetivo del Gobierno central en materia de consolidación fiscal "no puede ser otro" que cumplir "cuanto antes" con los objetivos marcados "con Europa y con el euro" en lo que respecta a la reducción del déficit y, en última instancia, a su eliminación.

Un discurso que, sin embargo, se encuentra alejado del expresado hace un par de días en una entrevista con un periódico alemán, en la que admitía abiertamente sus dudas acerca de si se podrían cumplir los objetivos de déficit comprometidos con Bruselas este año, unas palabras que no sentaron bien en el gabinete de Rajoy y que se sumaron, además, a la matización sobre la responsabilidad penal en caso de desvíos presupuestarios en las comunidades autónomas.

Durante su intervención en la clausura del Foro de Administración del PP-A, reivindicó que el Gobierno está tomando "desde el primer momento" medidas y reformas tendentes a ello, posicionándose en la misma línea que Soraya Sáenz de Santamaría, que resaltó en la víspera la "voluntad y determinación" del Gobierno para reducir el déficit este año al 4,4% comprometido con Bruselas. Sería, según Montoro, la única forma de propiciar la generación de empleo. Para ello, se remitió a las actuaciones contempladas en el programa electoral, el mismo, recordó, que establecía a España como "un socio fiable del euro".

Y es que, para el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, la intervención relativa al déficit es importante en tanto que afecta a "los que nos tienen que sacar de la crisis", es decir, emprendedores y autónomos.

Por ello, aseguró que, "cuanto antes", se cumplirán los objetivos marcados con la Unión Europea (UE), incidiendo asimismo en la necesidad de hacerlo desde la "transparencia".
En esa dirección enmarcó las medidas gubernamentales aprobadas, que contemplan más de 15.000 millones para "responder a la desviación del Gobierno anterior", así como a la lucha contra "la imagen de una España descontrolada".

La prioridad queda establecida con la Ley General de Estabilidad Presupuestaria, que fue llevada al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) con las premisas de actuar sobre el déficit y controlar el pago a los proveedores, con el objetivo de lograr el "equilibrio presupuestario".

Especial hincapié realizó Montoro en las medidas a tomar para reformar la administración y garantizar una gestión pública fiable y transparente "para que no se repita la situación de Andalucía", en alusión a la polémica por las irregularidades detectadas en los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

"La transparencia es lo que da seguridad a un país, se ha acabado el tiempo de los gestores que se justifican diciendo que no se han enterado, pues así no tenemos una administración pública eficiente ni fiable", indicó el ministro, que insistió en la necesidad de exigir "responsabilidades" a los gestores públicos y de dar al funcionario "el reconocimiento público que se merece".

Asimismo, la reforma de los servicios públicos debe hacerse de tal modo que se eviten las duplicidades y que "nunca se vean interrumpidos", según Montoro, que recordó que se aproxima un periodo "muy difícil y complejo", y que "es ahí donde el Gobierno tiene que responder".

  • 1