Local

Montoro teme que Andalucía no cumpla y pide más información

Hacienda reclama por carta a la Junta una “reunión técnica” para revisar sus cuentas por considerar que está en “riesgo”. Cataluña, al recibir la misiva, denuncia amenazas de intervención.

el 17 jul 2012 / 22:14 h.

TAGS:

La consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, junto al ministro Cristóbal Montoro, en el último Consejo de Política Fiscal. / EFE

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas remitió ayer una carta a la Consejería andaluza de Hacienda para solicitar "una reunión técnica" entre ambos departamentos con objeto de que la Junta entregue al Gobierno datos concretos y actualizados sobre sus cuentas públicas. Entre la documentación requerida está información sobre el nivel de endeudamiento y el de ejecución presupuestaria en el segundo trimestre de 2012, además de un estudio del impacto de las medidas del plan de ajuste que ha puesto en marcha Andalucía.

El departamento que dirige Cristóbal Montoro explicó ayer a este periódico que esa carta arranca el mecanismo previsto en la Ley de Estabilidad Presupuestaria -sistema de alerta temprana-, que permitirá primero, "hablar en una reunión técnica con las comunidades que están en riesgo para atajar el posible incumplimiento del déficit público ahora, y no en diciembre cuando sea irremisible". El proceso iniciado ayer también permitirá al Gobierno aplicar medidas correctivas y sancionadoras a las regiones que no cumplan el objetivo de déficit o superen el techo de gasto. El último paso de este procedimiento sería la intervención de las cuentas autonómicas por parte del Estado, pero el ministerio despejó de momento esta opción. "Eso ocurriría después de seis o nueve meses de diálogo", explicaron.

El proceso de "chequeo" es una forma de "alertar a un grupo de comunidades que están en riesgo de incumplir el objetivo de reducir el déficit al 1,5% del PIB este año", aseguran desde el ministerio, advirtiendo de que "no se ha enviado la carta a todas las comunidades". El control del déficit público es un compromiso que las 17 regiones han adquirido con el Gobierno, y que el Gobierno ha garantizado a Bruselas.

En el Consejo de Política Fiscal y Financiera de la semana pasada, que reunió a Montoro con sus homólogos de las 17 comunidades, el ministro apercibió a ocho regiones por sus retrasos en la aplicación en los ajustes presupuestarios y anunció que pondría en marcha el mecanismo para tutelar sus cuentas, con una posible intervención en el horizonte. No dio nombres ni confirmó el número de regiones apercibidas, y tampoco ayer el ministerio aseguró si la carta confirmaría a las comunidades que la han recibido que están en el punto de mira.

Andalucía interpretó ayer que la misiva -que no está firmada por Montoro- forma parte de un proceso ordinario de consulta que afectará a todas. Otras regiones que también la han recibido, como Cataluña o Extremadura, sí han denunciado que se trata de una "amenaza directa de intervención económica por parte del Estado". El president de la Generalitat, Artur Mas, aseguró que de confirmarse este extremo, no descartaba adelantar las elecciones autonómicas.

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, compareció ayer de urgencia, tras reunirse con CCOO, UGT y la patronal, y vertió severas denuncias contra "la asfixia financiera" a la que se ven sometidos. Al ser preguntado por si teme que Andalucía sea intervenida en breve, Griñán respondió que "el Gobierno quiere doblegar de forma autoritaria a las comunidades, en especial a Andalucía, y alterar con ello el modelo constitucional". "Lo está haciendo mediante decretos leyes y por la vía de la asfixia financiera, negándonos lo que nos corresponde, no permitiéndonos el acceso al crédito, no aportando liquidez y marcando un objetivo de déficit injusto, nada equitativo e inalcanzable", dijo.

El presidente se quejó de que el Gobierno no haya compartido la flexibilización del déficit con las comunidades. La UE permitió a España un año más para poder equilibrar sus cuentas. El techo de déficit para este año pasa del 5,3% al 6,3% del PIB. Pero todo ese margen se lo quedará el Estado, que se negó a subir el techo de déficit a las regiones. "Si España pide solidaridad a Europa, con las comunidades debe hacer lo mismo. No podemos convertir a Montoro en la Merkel de España", concluyó Griñán.

Griñán: “No son admisibles las amenazas de intervención”

“No vamos a aceptar que cambien el modelo social y territorial que establecimos en 1978 y que representa a la mejor España”, dijo ayer el presidente andaluz en una solemne declaración institucional leída. José Antonio Griñán ha pedido por carta al presidente Mariano Rajoy una reunión urgente para abordar la “priorización conjunta de objetivos” en este momento de dura crisis y ante el “ataque” al Estado de las autonomías que están suponiendo decisiones del Gobierno central. “No son admisibles las amenazas más o menos veladas de los responsables del Gobierno sobre amonestaciones o  intervenciones”, dijo. Griñán volvió a reclamar una convocatoria urgente de la Conferencia de Presidentes Autonómicos con Rajoy.

  • 1