Economía

Moody’s pone en cuarentena la calificación a 30 entidades

El anuncio de la rebaja llega una semana después del aviso a la deuda española.

el 20 dic 2010 / 21:26 h.

José Manuel Campa, Elena Salgado y José María Ayala, ayer en un acto del ICO.

Una semana después de que la agencia de medición de riesgos Moody's amenazara con degradar de categoría a la deuda soberana española -que mantiene una nota de "Aa1", la segunda mejor calificación-, el organismo fue más allá al advertir de que podría rebajar la nota de la deuda a largo plazo de una treintena de entidades financieras españolas.

En opinión de la agencia estadounidense, la rebaja de la deuda soberana podría afectar a buena parte del sistema financiero, que ha recibido ayudas o tiene deuda avalada por el Estado, ya que en ese caso se reducirían las probabilidades de que el Gobierno español diera apoyo financiero en caso de necesidad.

Moody's sostiene que la capitalización, rentabilidad y acceso a los mercados de financiación de la banca española "permanecerán débiles", debido a las dificultades económicas, el progresivo deterioro de los activos y los planes de austeridad fiscal del Gobierno. No obstante, la agencia matiza que, a su juicio, existen incentivos "fuertes" para que el Ejecutivo continúe prestando apoyo dentro de sus posibilidades.

Los bancos afectados son Santander, BBVA, Popular, Sabadell, Banca March, Bankinter, Pastor, Banesto, Banca March, Banco de Valencia (filial de Bancaja) y Bankoa, propiedad del francés Crédit Agricole.

Entre las cajas perjudicadas por la decisión de Moody's figuran La Caixa, Caja Madrid, Bancaja, CAM, Unicaja, Ibercaja, Caixa Catalunya, BBK, Cajastur, la entidad resultante de la unión de Caixa Galicia y Caixanova, Caja Cantabria, Caja España, Caja Segovia, Caja Ávila, Caja Vital, Caja Municipal de Burgos, Caja Rioja y Caja Insular de Canarias.

La revisión a la baja también ha afectado a la patronal de las cajas de ahorros, la CECA, y a su gestora Ahorro Corporación, así como a varias cajas rurales.

En el informe publicado ayer, Moody's también avisó de que podría revisar a la baja la nota del Instituto de Crédito Oficial (ICO), así como de los depósitos de la deuda subordinada y de las emisiones de las citadas entidades garantizadas por el Estado.

La agencia también acordó revisar la puntuación de la deuda de Caja Ávila y Caja Segovia, aunque sin especificar si tendrá una implicación positiva o negativa.

Y avisó de que rebaja de estable a negativa la fortaleza financiera -capacidad para afrontar sus pagos en solitario-, de Caja España y de Cajastur.

Por su parte, la agencia Fitch revisó dos décimas a la baja su previsión de crecimiento del PIB español para 2011 y 2012, desde el 0,7% al 0,5% y desde el 1,9 al 1,6%, respectivamente, aunque mantiene su previsión del -0,3% para 2010.

También empeora su previsión de desempleo, y espera que la tasa de paro cierre el año en el 20,1%, frente al 19,9%, mientras que para 2011 la eleva desde el 19,7% al 20% y, para 2012, desde el 18,5% al 19%.

  • 1