Local

Morales confía en que el apoyo indígena eleve su mayoría al 70%

Opta a la reelección junto a siete aspirantes más en unos comicios tranquilos.

el 06 dic 2009 / 21:35 h.

TAGS:

Evo Morales saluda a la población.

El presidente de Bolivia y candidato a la reelección, Evo Morales, afirmó ayer que le "toca" ganar las elecciones generales que se celebraron ayer con más del 70% de la votación gracias al apoyo indígena. Morales recordó que fue electo por primera vez en diciembre de 2005 con el 53,7% de la votación y que, en agosto de 2008, fue ratificado en el cargo con un 67,4% en el referendo revocatorio de mandatos del presidente y prefectos (gobernadores). "Ahora lo que nos toca es subir una grada más, va a ser más del 70%, [estoy] optimista", dijo el mandatario. Asimismo, dijo estar "segurísimo" de que su partido, el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), ganará en los nueve departamentos del país.

Asimismo, el presidente anticipó que promoverá una ley para que todos los bolivianos residentes en el exterior puedan participar en los procesos electorales. El partido oficialista intentó impulsar en el Congreso en septiembre pasado la eliminación del límite en el registro de inmigrantes, igual a un 6% del padrón actual, con el argumento de que todos los bolivianos tienen derecho de votar. La norma electoral vigente establece el registro de un máximo de 211.000 bolivianos en diversas ciudades de Argentina, Brasil, España y Estados Unidos, si bien el total de emigrantes empadronados y habilitados para votar es de 169.069.

Morales también expuso que ayer en las urnas se decidió si los bolivianos, 5,1 millones con derecho al voto, están "con el cambio" o si retornan al neoliberalismo que, a su juicio, no ha dado ningún beneficio al país. La jornada electoral se desarrolló en un clima de tranquilidad y sin incidentes destacables para elegir al presidente del país y a su futura Asamblea Legislativa.

La Corte Nacional Electoral (CNE) destacó la "gran participación" registrada en las primeras horas de votación donde no hubo incidentes destacables, salvo algunos problemas de logística en el reparto del material electoral. El mayor conflicto se produjo en la ciudad de Oruro, cuando una vocal de la Corte Departamental Electoral fue retenida durante varias horas por los ciudadanos que protestaron porque, en su recinto de votación, no existía la documentación que les permita votar, un incidente que se solucionó al mediodía.

También la misión de observadores que la Unión Europea ha enviado a Bolivia valoró positivamente el desarrollo de las primeras horas de votación, donde sólo detectaron problemas "menores" de índole administrativo en un 15% de las mesas visitadas.

Uno de los aspectos inéditos de las elecciones de ayer es que Morales es el primer presidente del último período democrático del país que se presenta a una reelección consecutiva, lo que, según los sondeos, conseguirá cómodamente en primera vuelta. Frente a Evo Morales concurrieron a las urnas siete candidaturas opositoras, la principal de ellas Plan Progreso Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN), liderada por el ex prefecto de Cochabamba Manfred Reyes Villa.

Hasta mañana estará el recuento del 80% de las papeletas y el resultado final puede tardar hasta 10 días.

  • 1