viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Cultura

Morante y El Cid matarán mano a mano los 'victorinos'

Lo que se había programado como un encuentro informal entre la empresa Pagés y la prensa taurina acabó arrojando la mayor y mejor noticia del invierno taurino.

el 15 sep 2009 / 20:08 h.

Lo que se había programado como un encuentro informal entre la empresa Pagés y la prensa taurina acabó arrojando la mayor y mejor noticia del invierno taurino. Manuel Jesús El Cid y Morante de la Puebla alternarán mano a mano para despachar el encierro de Victorino Martín el jueves de preferia, día 23 de abril.

La presencia de los protagonistas terminó de confirmar los rumores. Como un aperitivo de lo que está por venir, alternaron en un tentadero íntimo en la ganadería de Toros de la Plata, propiedad del empresario Pedro Trapote. Ése fue el escenario elegido por Eduardo Canorea y Ramón Valencia para desvelar la noticia que dispara la expectación de una Feria de Abril en la que, aunque ya se conocen los hierros a lidiar, aún no se han iniciado las negociaciones formales para contratar a los toreros.

Según Eduardo Canorea, se trata de "una idea magnífica con sabor añejo y es un orgullo para la empresa que se produzca en Sevilla". En ese sentido, apostilló Ramón Valencia, "no habríamos consentido que se celebrara en otro sitio". En medio de un clima de satisfacción compartida, Morante explicó que esta idea surgió a raíz de "una comida entre amigos, charlando y hablando de toros".

El diestro de la Puebla se mostró "muy motivado" por un festejo de tintes extraordinarios cuya gestación tiene mucho que ver con el renovado clima de entendimiento y complicidad entre Morante y el gerente de la empresa Pagés. En este sentido, toman cada vez más fuerza los rumores que apuntan a que Morante podría actuar hasta cinco tarde en la temporada sevillana, incluida una posible encerrona con seis toros para cerrar la temporada el 12 de octubre. En cualquier caso, señaló el torero, "Eduardo ha mostrado un interés especial, pero aún es pronto para hablar de matar seis toros en Sevilla".

Con respecto a la confirmada tarde de los victorinos, Morante recalcó que se trataba de "un día para la competencia, no para los amigos". Para el torero, "el sentido de la corrida era torearla con Manuel, éste era el cartel idóneo para realizar esta gesta". Con respecto al cese de hostilidades -trocado en sincera amistad- con Eduardo Canorea, el diestro cigarrero explicó que "hace tiempo que quedamos para cenar y me dijo que todo estaba olvidado después de darme un abrazo". Precisamente Morante podría ser el cabeza de cartel de la lujosa tarde del Domingo de Resurrección acompañado de El Cid y un tercero que podría ser Manzanares o Miguel Ángel Perera.

El Cid explicó que se trataba de "una corrida bonita que podría resultar inolvidable" antes de señalar que "había que dar un poco de picantito a los partidarios de uno y otro".

Pero la guinda del pastel, del regalo de reyes adelantado por la empresa Pagés lo puso la presencia del propio Victorino Martín, que señaló que "se trata de un acierto, algo bien hecho que necesita la Fiesta, que se alimenta de retos como éstos. Sólo con anunciarlo es ya un éxito".

Eduardo Canorea no quiso desvelar del todo los planes de la empresa Pagés para la contratación de los toreros de cara a la Feria de Abril de 2009, recordando que tradicionalmente no se empieza a hablar con ningún apoderado hasta pasado el día de Reyes. Con respecto a la presencia de José Tomás en el ciclo abrileño, Canorea señaló que "la plaza está ahí y está claro que es un torero que interesa y habrá que hablar con él".

Pero la noticia estaba en los que sí estarán en el coso del Baratillo asumiendo su responsabilidad de grandes figuras. Con el regusto de esta noticia que cierra un controvertido y conflictivo año taurino en la plaza de la Maestranza, los periodistas sevillanos disfrutaron con el toreo campero de Morante y El Cid, dos diestros que ya han firmado el primer gesto de la temporada 2009.

  • 1