Cultura

Morante y Ventura cambiarán los papeles para homenajear a los hermanos Peralta

El matador y el rejoneador actuarán mano a mano el próximo 25 de octubre en la Puebla del Río

el 15 oct 2009 / 20:02 h.

De izquierda a derecha: Ángel Peralta, Morante de la Puebla, el rejoneador Diego Ventura, Rafael Peralta y el empresario y organizador del evento, José Luis Peralta
-->--> -->

Será en el quinto de la tarde. Morante se subirá a un caballo para banderillear al astado y Ventura tomará capote, muleta y espada para lidiarlo a pie. Antes, ambos habrán despachado dos novillos  desde sus respectivas condiciones de matador de toros y rejoneador. La cita, que ya ha despertado la lógica expectación, es el próximo 25 de octubre en la Puebla del Río. El objetivo, recaudar fondos para sufragar el proyectado monumento a los hermanos Ángel y Rafael Peralta, hijos de la localidad marismeña y nudos fundamentales en la historia del rejoneo moderno a la española.

Así se ha presentado en el propio ayuntamiento cigarrero en un concurrido acto al que no han faltado algunos de los muchos artistas que ha dado este pueblo ribereño, como los Romeros de la Puebla, María de la Colina o el prestigioso banderillero retirado         -tantos años en la cuadrilla de Espartaco-, Rafael Sobrino.

Todos los presentes destacaron la disposición de Morante y Ventura como principales oficiantes de este atractivo festejo que servirá para cerrar la temporada taurina en tierras sevillanas. En su calidad de organizador del evento, el empresario José Luis Peralta -sobrino de los míticos rejoneadores- ha recalcado la generosidad de ambos, señalando que "además de hacer un homenaje a los hermanos Peralta hacen un homenaje a toda la Puebla del Río".

Morante, por su parte, recordó que Ángel y Rafael Peralta  "han llevado el nombre de La Puebla por todo el mundo", desvelando que se subirá a caballo para lidiar al quinto "como un homenaje a los hermanos Peralta". Diego Ventura también mostró su satisfacción por la celebración del festejo y animó a los aficionados a abarrotar la plaza ese día.

Pero fueron los hermanos Peralta los que pusieron la nota más emocionante. Rafael, al señalar que "es una alegría ver un monumento así en vida y que quede para la historia". Ángel, mucho más lírico y emocionado, muy jaleado por sus paisanos, al culminar su intervención en medio de una fuerte ovación diciendo: "Qué fuerza y qué poderío nos da nacer bajo el cielo de nuestra Puebla del Río".

  • 1