sábado, 23 marzo 2019
19:07
, última actualización
Toros

Morante y Ventura: de La Puebla y para La Puebla

El matador y el rejoneador han organizado un atractivo y original festival benéfico el próximo 13 de octubre en la Puebla del Río. Ambos se sinceran y muestras sus ilusiones y emociones.

el 26 sep 2013 / 21:16 h.

TAGS:

Morante de la Puebla y Diego Ventura, dos hijos de La Puebla del Río, son los artífices de la organización del festival benéfico que se celebrará el próximo 13 de octubre en la localidad ribereña. Los beneficios del evento están destinados a cubrir las necesidades de Cáritas, la asociación ANEF y el tratamiento específico que necesita Borja Cabello, un chico de la localidad que sufre una enfermedad que demanda cuidados especiales. En las imagen, además de Morante y Ventura, el empresario Jorge Buendía, el alcalde de la Puebla y el novillero Pablo Sobrino. En las imagen, además de Morante y Ventura, el empresario Jorge Buendía, el alcalde de la Puebla y el novillero Pablo Sobrino. El festejo, que contará con la cobertura organizativa del empresario choquero Jorge Buendía, tendrá un carácter especial: los rejoneadores y los matadores se intercambiarán los papeles en algún momento de la lidia dando un giro insospechado al evento, que supondrá el reencuentro del gran Paco Ojeda –otro nativo de la Puebla del Río, nacido en la cercana marisma- con el toreo a pie en un ruedo español. El festejo ha sido presentado a primeras horas de la tarde en el ayuntamiento de la Puebla del Río y reúne a Paco Ojeda y Diego Ventura a caballo junto a los matadores Morante de la Puebla, Julián López El Juli, David Fandila El Fandi y Alejandro Talavante que actuarán a pie antes de cambiar el rol con los rejoneadores. El cartel lo completa el novillero local Pablo Sobrino, que estoqueará un eral de La Campana. El resto de las reses pertenecen al hierro de Fermín Bohórquez. Morante y Ventura comparten un momento dulce. Si el matador anda en la cúspide de su carrera profesional y artísticamente, el rejoneador ha logrado encaramarse al trono del rejoneo. Ambos compartieron sus orígenes cuando sólo eran dos niños y ahora pueden devolverle a su pueblo lo que un día recibieron. “Para organizar un evento como éste hace falta el esfuerzo de todos”, ha señalado Morante precisando que todos los actuantes “vienen encantados”. “Este es un evento benéfico y a parte de recrear la vista y los sentidos con estas actuaciones se va a aportar un granito de arena para tres causas que lo necesitan” ha señalado el torero recordando que “merece la pena venir a La Puebla, que es un sitio muy bonito y muy cerquita de Sevilla. Las peculiaridades de este festejo necesitan de una preparación especial aunque también podría haber sitio para la improvisación: “Todavía no lo tenemos del todo listo; si no, no habría improvisación pero la idea es que los matadores toreemos a caballo en algún momento de la lidia y los rejoneadores toreen a pie cuando ellos lo estimen oportuno” ha explicado el diestro cigarrero señalando que es “un aliciente especial”. En cualquier caso, ha advertido Morante, “no somos especialistas. Hace dos años toreé a caballo con Diego en La Puebla y soy el único que lo ha hecho en público pero los demás actuantes no se han puesto nunca y ver cómo lo resuelven tiene ese aliciente especial”. El diestro cigarrero bromeó al recordar que Ventura le reprende, “me riñe mucho y dice que entreno poco a caballo pero después de torear en Sevilla nos reuniremos todos a elegir los caballos, que serán de Diego, y que cada uno se vea con cual se siente mejor”. Diego Ventura tercia en la conversación y apuesta por caballos concretos en función de cada matador: “Para José Antonio sería Remate, un caballo que tengo para banderillas a dos manos. Es un caballo muy seguro, muy franco y sobre todo que hace las cosas muy despacio y muy templado” ha explicado el jinete precisando que para El Juli, “que monta muy bien a caballo, le podría venir bien un caballo más complicado”. Según señala Ventura, el diestro madrileño “quiere hacer las cosas de frente,  con una batida… quiere hacer las cosas que hace cualquier profesional y a lo menor le viene bien Nazarí, que es uno de los caballos estrella de mi cuadra” Morante bromea con el caballo que podría servir al Fandi, “a ése cualquiera que le des…” Pero Morante también ha querido valorar el excelente momento profesional que atraviesa: “Estoy muy ilusionado. Después de la reaparición y actuar en dos o tres corridas me estoy sintiendo muy bien. Han sido varias actuaciones con triunfo y con éxito y cuando uno piensa en Sevilla siempre piensa en repetirlo. Sevilla, más que un marco incomparable, es la catedral en la que uno quiere dar misa” ha enfatizado el maestro recordando que aún tiene que cumplir varios compromisos profesionales en Zafra y Zaragoza, quedando aún en el aire viajar a Jaén después de los festivales que toreará el día 12 en Sevilla y el 13 en La Puebla del Río. “Muchas veces pretendes acabar antes con la temporada pero van surgiendo compromisos y adquieres una responsabilidad que te impiden decir que no a las ferias más tardías”, ha explicado el torero. Diego Ventura también ha valorado la peculiaridad del festejo explicando que “a caballo quizá es más fácil si el novillo se deja pero a pie, para una persona que no tiene preparación, supone barajar muchos factores”. A pesar de todo el rejoneador cigarrero ha prometido poner todo de su parte “pero tiene que salir ese toro que se desplace, que humille y que me pueda permitir que yo esté a gusto”. Ventura ha aclarado la elección del ganado, un encierro de Bohórquez que usualmente está destinado exclusivamente al toreo ecuestre: “Decidimos que la corrida fuera de un solo hierro, el de Fermín Bohórquez, pensando que se pudiera torear bien a pie y a caballo. En realidad el festival está pensado en los matadores porque yo disfrutaré más ese día viéndoles a ellos que toreando yo. Estoy deseando que los cuatro estén perfectos y que se diviertan. Por eso hemos acudido a Bohórquez. A mí me costara más trabajo pero le pondremos todo lo que podamos y a ver como sale la cosa…”. El líder del rejoneo quiso finalizar alabando el momento que atraviesa Morante de la Puebla: “no se puede cambiar por ninguna época del toreo. Hasta a los antitaurinos les gustaría ver eso. No se puede torear mejor. Después de ver muchas cosas, creo que es el torero de arte con más valor de toda la historia. Las cosas que le hace a los toros todos los días, cuajándolos con el capote, eso no lo ha hecho nadie”, ha afirmado Ventura que, de alguna manera, consiguió emocionar a Morante que rememoró los inicios comunes: “La primera vez que toreé en La Puebla de chiquitillo él salió al final de aquello con las becerritas. Era una cosa que había organizado el ayuntamiento con la ayuda de mi padre, del padre de Diego y hay vídeos en los que salgo yo toreando y él sale después. No tendría más de seis años, era un chinorris montado a caballo y me sigue emocionando recordar la ilusión que teníamos de chiquillos por ser toreros y que ahora estemos en un sitio privilegiado. Diego viene de una familia muy luchadora y ha derrochado esfuerzo para convertirse en el rey actual del rejoneo. Y ya que hablamos de monarquía en el toreo, me llena de orgullo y satisfacción, pero sobre todo de emoción, pensar en lo difícil que ha sido llegar hasta aquí. Es como un sueño”.

  • 1