Local

Moreno niega trato de favor al repartir un fármaco antitumoral

El Defensor del Pueblo Andaluz alerta de "inequidad" en el Virgen del Rocío.

el 30 mar 2010 / 19:00 h.

TAGS:

Imagen del Virgen del Rocío de Sevilla, hospital al que se refiere el Defensor.

El Gobierno andaluz desmintió ayer que se esté produciendo "cualquier caso de iniquidad" en el reparto de un fármaco antitumoral, denominado Emend, después de que la oficina del Defensor del Pueblo andaluz haya dictado una resolución en la que exige a la Junta que establezca criterios uniformes en el acceso -para uso compasivo- de este medicamento, tras detectar irregularidades en el reparto en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, que también negó el trato de favor. "No está constatado que haya un caso de iniquidad", dijo la consejera de la Presidencia y portavoz, Mar Moreno, tras confirmar que se ha paralizado la dispensación del medicamento hasta que se hagan nuevos ensayos sobre su idoneidad.


La resolución del defensor, José Chamizo, surge después de que la madre de un paciente afectado de un melanoma mestastásico avanzado reclamase al Virgen del Rocío la autorización del Emend, que en su opinión ha venido mostrándose beneficioso para paliar el progreso de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de su hijo. Según adelantó ayer El País, la interesada, por contacto con un investigador que está realizando un ensayo clínico sobre el medicamento -cuyo principio activo es el aprepitant-, a grandes dosis este fármaco ha traído efectos alentadores, si bien admite que no es curativo. Con todo, afirma que desde que lo está tomando su hijo ha mejorado "ostensiblemente" su calidad de vida, hasta el punto de que puede desarrollar "una vida casi normal con actividades que antes no podía siquiera imaginar". Pese a ello, lamenta que desde el Servicio de Oncología del citado centro no se ha considerado pertinente la emisión de un informe justificativo de su indicación, en orden a favorecer la petición de uso compasivo, debido a la "disparidad de criterios de los facultativos integrantes del mismo a este respecto".


Sea como fuere, la madre sostiene que, por fuentes de la propia administración sanitaria, ha podido conocer que hay tres pacientes a los que se ha autorizado el uso compasivo de este fármaco, y que incluso hay otros dos pacientes de ese hospital que vienen recibiendo el mismo directamente de la farmacia hospitalaria, sin cumplimiento de requisito añadido alguno, según prosigue la resolución del Defensor. Estos pacientes serían familiares de algunos médicos del Servicio Andaluz de Salud. Además, y pese a que el hijo de la interesada viene tomando esta medicación desde julio, la familia refiere que "ya no tiene medios para hacer frente al coste del mismo", a lo que la Junta "ha mostrado a la interesada su disposición de hacerse cargo del coste de la dispensación, pero para ello precisa la prescripción facultativa".


Por ello, esta madre cuestiona por qué motivo no le dan el tratamiento a su hijo, "sobre todo teniendo en cuenta que existen otros pacientes que por diversas vías están accediendo al tratamiento referido". El Defensor sostiene que el centro hospitalario "aclaró desde un punto de vista técnico que la única indicación autorizada para el principio activo es la de la prevención de náuseas y vómitos agudos y diferidos que se asocian con quimioterapia". Esto es, el medicamento no sirve para curar sino para paliar síntomas, y aún así no está plenamente acreditado con "evidencias científicas".


fertilidad. El del Emend no es el único tirón de orejas del Defensor al SAS, sino que también lamentó la "excesiva demora" que sufren las parejas que quieren someterse a reproducción asistida, un motivo de queja que "se ha acrecentado en su gravedad hasta motivos difícilmente soportables". Por eso le reclama "medidas organizativas", pues se necesitan tres años para cubrir un proceso prometido para tres meses.

  • 1