Los líderes andaluces se lanzan a la calle a combatir la abstención

El 57,59% de los andaluces se abstuvo en la cita de 2009, los últimos comicios que ganó el PSOE en la comunidad.

el 05 may 2014 / 13:38 h.

SÁNCHEZ CAMACHO Y MORENO VISITAN AYUNTAMIENTO ESPARTINAS (SEVILLA) El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, ayer con Alicia Sánchez-Camacho. / Julio Muñoz (EFE) I. Morillo / D. Cela Andalucía es un territorio clave para el resultado de las próximas elecciones europeas y por eso los líderes nacionales se volcarán en una comunidad capaz de determinar el  ganador del próximo 25 de mayo. Todos los partidos declaran que lucharán contra la abstención, un mal característico de esta cita electoral que en los anteriores comicios europeos de junio de 2009 alcanzó el 57,59% en Andalucía. El PP andaluz presentó ayer su calendario para la campaña electoral que arrancará Granada. El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, que al igual que el resto de líderes andaluces tendrá un papel protagonista en una campaña que medirá por vez primera a los futuros candidatos en las autonómicas, tendrá el apoyo del presidente del Gobierno, MarianoRajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y presidentes como el de Galicia o Baleares. Él mismo pidió a su partido que se volcara con Andalucía en un momento clave para elevar su conocimiento y relanzar a un partido que lleva dos años sumidos en el desconcierto tras la amarga victoria de 2012. También está prevista la presencia de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Rajoy estará en Sevilla y Málaga, los días 19 y 22 de mayo. El candidato del PP, Miguel Arias Cañete, andaluz de origen, tendrá una presencia activa en esta comunidad. Hoy está en la provincia de Cádiz con Moreno Bonilla, que ayer estuvo en Sevilla con la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho. El PSOE andaluz da por hecha su victoria en las europeas y vaticina un cambio de ciclo que le permitirá proclamar que vuelve a ganar en Andalucía unas elecciones tras cinco años de derrotas y tres victorias encadenadas del PP (municipales, generales y autonómicas). Frente a este planteamiento, la secretaria general del PP andaluz, Dolores López, se negó a plantearse las europeas en clave andaluza. «A nivel nacional la victoria será para el PP y Andalucía sumará a esa victoria», replicó la número dos del PP andaluz, convencida de que el objetivo de Moreno «no es retarse con Susana Díaz». Defendió que en su partido se ha abierto una «nueva etapa» y que aún llevan «muy poco tiempo» como para pedir resultados en las urnas. El líder del PP andaluz accedió a su cargo hace dos meses. López aseguró que su partido «luchará contra la abstención» y hará una campaña como la de las municipales, «en la calle, en el puerta a puerta». Moreno visitará en dos ocasiones todas las provincias andaluzas, tiene unos 20 actos sectoriales y diez mítines en 52 municipios. Recorrerá 6.500 kilómetros. El presidente del PP andaluz volvió ayer a insistir en su propuesta de una debate de los líderes autonómicos en la Radio Televisión Pública de Andalucía (RTVA). Admitiría dijo que fuera a tres, tras apoyar la propuesta de debate IU. «No tengo ningún miedo», aseguró. El secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, pidió a Moreno «más seriedad» y que deje de abanderar propuestas «estrafalarias». Acusó al PP de hacer una oposición «histérica y sin rigor» y a Moreno de no tomarse «en serio» su labor. Cornejo aseguró que Díaz no tendrá problema en un debate en Canal Sur si Moreno «llega a ser candidato» y le recriminó que esté «desesperado por ser más conocido en Andalucía». Movilizaciones. Para Izquierda Unida, la campaña a las elecciones europeas es «una más de las movilizaciones» de la sociedad civil en contra de las políticas de austeridad y recortes apadrinadas por la Troika (Comisión Europea, FMI y Banco Central Europeo), «como lo fue el 28F, la manifestación del 22 de marzo o el Día del Trabajo (1 de mayo)». El coordinador regional Antonio Maíllo explicó ayer que su organización se va a esforzar en hacer entender a la ciudadanía qué decisiones se adoptan en Estrasburgo y en Bruselas, y cómo terminan afectando a los andaluces: desde la Política Agraria Común (PAC), hasta las becas, el modelo sanitario o las políticas de empleo. Uno de los peligros de estos comicios es la dificultad de la gente para entender el peso real que tiene la política europea en la gobernabilidad, en la economía y en la sociedad andaluza, algo que puede terminar traduciéndose en un absentismo histórico, si se confirman los comicios. En esa estrategia de pedagogía, Maíllo ve necesario que haya «cuantos más debates mejor» en Andalucía, incluido un debate a tres en la RTVA entre los principales líderes autonómicos (Susana Díaz por el PSOE, Juan Manuel Moreno por el PP y él mismo por IU) que van a representar la candidatura de sus formaciones en Europa. «No estaría mal», dijo Maíllo, a preguntas de los periodistas. «Debates todos los posibles, el mayor número, con todos los formatos. Me da igual que seamos los dirigentes de cada formación o que no lo seamos, pero que haya debates. Lo que está claro es que en los debates que haya en Andalucía IU tiene que estar», insistió.

  • 1