Deportes

Mosquera ya sabe lo que quiere Jiménez: o mejora y soporta la presión, o no juega

Aquivaldo Mosquera se ha marchado de vacaciones sin conocer su futuro. El hecho de tener contrato en vigor y de que nadie sea capaz de pagar lo que pide por él el club le mantiene por ahora en la plantilla. Manolo Jiménez ya le ha dicho lo que hay: o mejora y soporta la presión, o lo tendrá muy difícil.

el 16 sep 2009 / 03:53 h.

Aquivaldo Mosquera se ha marchado de vacaciones sin conocer su futuro. El hecho de tener contrato en vigor y de que nadie sea capaz de pagar lo que pide por él el club le mantiene por ahora en la plantilla. Manolo Jiménez ya le ha dicho lo que hay: o mejora y soporta la presión, o lo tendrá muy difícil.

Desde que se hizo cargo del banquillo, Jiménez ha sido el principal defensor de Mosquera, hasta el punto de que su defensa a ultranza del internacional colombiano en ocasiones incluso se llegó a volverse en contra de él. Ahora, con el fin de la temporada, llega el momento de ver qué ocurre con el zaguero, que ya sabe lo que hay: o mejora y es capaz de soportar la presión que tiene, o lo tendrá muy difícil para jugar. Así se lo ha transmitido personalmente el técnico, después de haberlo demostrado ya con hechos.

Mosquera pudo marcharse el pasado invierno, pero al final se quedó para ocupar el puesto de lateral derecho, vacante por las lesiones de Konko, Crespo y la inicial resistencia de Adriano. Le puso muchas ganas, aunque lo cierto es que cuando Adriano comenzó a jugar de lateral diestro se ganó el puesto casi sin despeinarse. A partir de ese momento, Mosquera prácticamente desapareció del equipo. Squillaci y Escudé son, hoy por hoy, indiscutibles en el eje de la zaga, y en el lateral, estando bien ambos, Adriano y Konko siempre tendrán muchas más opciones de jugar que el colombiano.

En definitiva, el tramo final del campeonato sirvió para que Jiménez confirmara con hechos lo que en el fondo pensaba y piensa: que Mosquera no tiene sitio en el equipo. En las once últimas jornadas, es decir, desde que Adriano despuntó como lateral en La Rosaleda de Málaga, el ex de Pachuca disputó cuatro partidos como titular (Recreativo, Barcelona, Mallorca y Numancia). Ahora, ha llegado el momento de encontrar una solución definitiva a la situación del futbolista.

El problema, sin embargo, es conocido por todos: Mosquera tiene contrato hasta 2012 y nadie paga por ahora lo que pide el Sevilla. Teniendo en cuenta que en su día costó ocho millones de euros, el club quiere recuperar al menos la mitad. El América de México ha intentado hacerse con sus servicios -dice que sigue intentándolo- en las últimas fechas y no ha sido capaz de llegar a los tres millones en la puja.

LA SOLUCIÓN. Mientras encuentra destino, Jiménez se ve obligado a tenerle en el plantel. 'Es cuestión de que sea feliz, de que valore si le compensa seguir o fuerza su salida. Nos ha ayudado muchísimo. Mediáticamente no está bien visto, pero profesionalmente, sí. Es él quien tiene que decidir si se atreve con toda la crítica que genera y si es capaz de superarla', ha dicho el técnico en las últimas horas. Sin embargo, la cuestión es otra: si superase esa crítica, ¿superaría también a Squillaci, Escudé, Adriano, Konko y compañía y sería titular?.

  • 1