Local

Motos náuticas de la Guardia Civil inspeccionan las marismas

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil ha comenzado a inspeccionar las zonas de marisma que arrancan en Isla Mayor (Sevilla) hasta la desembocadura del río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a la búsqueda del cuerpo de la joven Marta del Castillo. Foto: Guardia Civil.

el 15 sep 2009 / 23:02 h.

TAGS:

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil ha comenzado a inspeccionar las zonas de marisma que arrancan en Isla Mayor (Sevilla) hasta la desembocadura del río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a la búsqueda del cuerpo de la joven Marta del Castillo, cuyo crimen ha confesado su ex novio Miguel C.D. motivando su ingreso en prisión y el de otras tres personas entre las que figura un menor.

Fuentes del Instituto Armado informaron a Europa Press de que los especialistas del GEAS han optado por utilizar motos náuticas de gran cilindrada, capaces de transportar hasta cuatro personas, al objeto de utilizar su reducido tamaño y su menor calado para acceder a zonas de marisma en las que no podría internarse una embarcación.

De igual manera, los buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas siguen examinando los colectores de aguas fluviales de la Empresa Metropolitana de Aguas de Sevilla (Emasesa), desde pasarela de transporte público que enlaza Camas con la capital andaluza hacia la parte superior del cauce del río Guadalquivir después de haber inspeccionado más de 2.000 metros cuadrados en el lecho del Guadalquivir correspondiente al tramo en el que se alza la pasarela de transporte público que enlaza Camas con Sevilla.

Su objetivo es alcanzar los colectores de aguas fluviales de la red de Emasesa para recorrerlos a pie dado que ya habrían derivado el agua recogida. En prevención de cualquier emanación de gases nocivos para el ser humano, los efectivos del GEAS realizan esta labor dotados de analizadores de aire y equipos de respiración autónoma.

Las inmersiones, no obstante, siguen centrándose en el entorno de la pasarela de transporte público de Camas, donde según el relato del autor confeso de la muerte de Marta del Castillo fue arrojado el cadáver de la menor tras su traslado desde la vivienda que Miguel C.D. habitaba en la calle León XIII de Sevilla capital.

El operativo de búsqueda del cuerpo de Marta cuenta con efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) y un helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía; buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), embarcaciones del Servicio Marítimo y otro helicóptero de la Guardia Civil; y efectivos de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional de la Junta de Andalucía, de la Unidad Militar de Emergencias (UME), de Bomberos, de Protección Civil y personal de la Autoridad Portuaria.

Con una superficie de búsqueda de aproximadamente 80 kilómetros del cauce del Guadalquivir, el dispositivo incorporó a mediados de semana a sus filas un vehículo de altura y una unidad de caballería de la Policía Nacional, además de reestructurar la organización pasando de siete a nueve subzonas.

De igual modo, se unieron 13 perros a las labores de rastreo coordinadas por el comisario jefe de la Brigada de la Policía Judicial de Sevilla, Manuel Piedrabuena. En concreto, se trata de nueve canes de la Guardia Civil especializados en la búsqueda de personas y cuerpos y cuatro ejemplares del Cuerpo Nacional de Policía. Los primeros trabajarán en las orillas y márgenes del río Guadalquivir y los canes de la Policía Nacional trabajarán desde zonas más alejadas al cauce fluvial.

En cuanto a la organización de la búsqueda, se divide en cuatro tramos del río divididos en seis subtramos y una gran y última zona desde la estación de bombeo del mármol hasta la desembocadura del río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Esta última zona se ha partido en dos subzonas y son nueve los espacios delimitados a la hora de estructurar las labores de rastreo.

  • 1