Deportes

Mourinho, con la polémica por bandera

El portugués, uno de los entrenadores con mayor prestigio, es también conocido por su peculiar personalidad.

el 20 may 2013 / 20:53 h.

mourinhoEl portugués José Mourinho, uno de los entrenadores con mayor prestigio del panorama internacional gracias a su extenso palmarés, es también conocido como uno de los técnicos más polémicos por su peculiar personalidad que también le ha acompañado durante los tres años que ha ocupado el banquillo de Real Madrid.   Aunque aterrizó en la capital española avalado por un palmarés sobresaliente, muy pocos dentro y fuera del Real Madrid se han librado de los 'incendios' provocados por el portugués. Desde su propio vestuario -con Iker Casillas como protagonista- hasta las esferas más elevadas -el último plantón se lo llevó Su Majestad Don Juan Carlos en la Copa-, han vivido su particular 'batalla' con Mourinho.   La polémica más conocida en el seno del Real Madrid ha sido la vivida con algunos de sus jugadores, sobre todo con el capitán Iker Casillas, a quien relegó al banquillo desde el pasado mes de diciembre y puso en boca de la prensa en más de una conferencia en la que no dejó títere con cabeza.   Otro de los desacreditados por el técnico luso fue el actual jugador del Getafe Pedro León. "Habláis de Pedro León como si fuera Zidane o Maradona". Así justificó Mourinho la ausencia del murciano en una convocatoria. Además, en la misma rueda de prensa respondió a las críticas de Gregorio Manzano. "*Quién es ese?", dijo.   La directiva tampoco ha estado exenta de las críticas de Mourinho. El portugués dejó claro que no le gustaba Benzema y, aunque más tarde dio la razón al club, volvió a quejarse de la ausencia de buenos delanteros cuando Higuaín sufrió una dura lesión. "Sólo tengo un delantero y hay equipos que tienen cinco" o "Benzema lleva menos goles que Carvalho y Ramos", fueron algunas de sus perlas.   Otra ocasión en la que desafió al club tuvo lugar cuando la selección portuguesa se quedó sin entrenador y el combinado acudió a Mourinho para que dirigiera dos encuentros. El Real Madrid se negó a que su técnico fuera a la llamada de Portugal y éste no dudó en hacer pública su protesta. "Yo quería, pero me quedo diez días de vacaciones para entrenar con tres jugadores", se quejó.   De sobra fue conocida su particular 'guerra' con el anterior director general del Real Madrid, Jorge Valdano, a quien acabó ganándole el pulso. Uno de los enfrentamientos tuvo lugar antes de celebrarse el Príncipe de Asturias, cuando Mourinho comunicó a la prensa que no iría nadie del equipo. Sin embargo, el argentino negó la información asegurando que acudiría Casillas.   LA POLEMICA EN LOS 'CLASICOS'.   Los 'clásicos' entre Real Madrid y Barcelona se endurecieron desde que Mourinho comenzó a ocupar el banquillo blanco. La acción más polémica tuvo lugar cuando el portugués metió un dedo en el ojo a Tito Vilanova, entonces segundo técnico del equipo blaugrana.   Pero las declaraciones del entrenador en las ruedas de prensa también han servido para incendiar cada uno de los enfrentamientos entre ambos clubes. "*Por qué?, *por qué? Ovrebo, Stark, Bussaca, Frisk, De Bleeckere... No eniendo", se preguntó.   "No sé si será la publicidad de UNICEF. *De dónde viene ese poder?. Tiene que saber diferente ganar así. Pep ha ganado una 'Champions' que a mí me daría vergüenza de ganar", dijo tras perder ante el Barça en las 'semis' de la Liga de Campeones.   Además, no sólo los árbitros europeos han sido víctimas de sus críticas. En la Liga fue Clos Gómez el que sufrió un ataque del técnico portugués tras un Madrid-Sevilla, cuando sacó un lista con los 13 errores que, a su juicio, había cometido el colegiado aragonés. De paso, mandó un 'recadito' al club, quejándose de ser el único que defendía sus intereses ante los medios.   Los que tampoco se han librado de sus ataques verbales han sido los propios compañeros de profesión. Famosa fue la respuesta dada en la rueda de prensa previa ante el Málaga de Manuel Pellegrini, anterior técnico blanco: "Conmigo no puede pasar lo mismo que con Pellegrini porque si el Madrid me echa no voy a entrenar al Málaga, me voy a un grande en Inglaterra o Italia".   Además, con el tristemente fallecido Manolo Preciado también tuvo su polémica. Mourinho acusó al cántabro de dejarse ganar ante el Barcelona, sacando a los menos habituales del Sporting de Gijón, a lo que Preciado contestó llamándole "canalla". Finalmente, firmaron la paz y llegaron a tener una buena relación. El portugués incluso escribió una carta personal de despedida el día del fallecimiento del entrañable entrenador de El Astillero.  

  • 1