Deportes

Mourinho deja en tierra a cinco de sus futbolistas

“No me juego nada en el derbi, no me siento favorito”, el técnico considera que la presión recae en el Atlético.

el 30 nov 2012 / 20:09 h.

Cristiano, Pepe, Coentrao, Kaká y Arbeloa se quedaron en tierra.
José Mourinho en rueda de prensa.

José Mourinho dejó en tierra a Cristiano, Pepe, Coentrao, Kaká y Arbeloa por llegar tarde al Bernabéu. La plantilla estaba citada a las 20.45 horas en el estadio, desde donde debía salir hacia el hotel de concentración habitual antes de los partidos de casa. Los cinco jugadores llegaron cuando sus compañeros estaban subiendo al autocar y aún tenían tenían que cambiarse de ropa, por lo que Mourinho tomó la decisión de que el autobús partiese sin ellos. Luego cogieron un coche particular que condujo Arbeloa. 

Por otro lado, el técnico que no se juega nada en el derbi de este sábado ante el Atlético de Madrid (22 horas), ni deportivamente ni personalmente, además de retar a la afición blanca a la que piten 40 minutos antes del partido para liberar a la plantilla de la hipotética presión que recibirán de la grada.

"No me juego nada en el derbi, hacéis las valoraciones que queréis. A mí me da exactamente igual, un partido es para disfrutar. Yo juego simplemente por mi felicidad y ya está. El Atlético encontrará las dificultades de un equipo que no quiere romper su racha en los derbis y entendemos que querrán aprovechar el buen momento que viven", comentó.

El portugués, que mantuvo un tono irónico durante su comparecencia, recordó que sus jugadores llegan al derbi "tras una derrota en un partido que no fue bueno", en alusión al Villamarín. En un derbi todo puede pasar, pero está claro que ellos, que están a nivel futbolístico en un momento bonito, seguirán segundos acabe como acabe", manifestó Mourinho.

Ante a la posible reacción del Bernabéu, que se dividió en opiniones respecto a su entrenador el pasado martes, Mourinho mandó un mensaje a los aficionados. "Pienso que a ti no te pitan porque eres indiferente", le dijo a un periodista. "A mí me pitan y me aplauden porque es la vida del fútbol", apuntó.

"Normalmente los jugadores salen a calentar a las 21:25 o 21:30 horas; yo estaré solo a las 21:20. Si me quieren pitar que me piten, ahí estaré. Es mi compromiso, yo entro solo, que lo hagan. Tengo muchos años de fútbol como para quedarme afectado para el resto del partido. Después, la gente que apoye a su equipo para intentar ver a su Real Madrid ganar el partido", indicó.

Mourinho rechazó que esta convocatoria sea un reto. "No es ningún reto para la grada. Si quieren pitar que me piten a mí, pero que durante el partido apoyen a su gente. Los béticos estuvieron toda la semana contra su equipo y luego les animaron en cuerpo y alma. Esto es lo que debe acontecer mañana el madridismo", añadió.

"*Criticarme? Se ha convertido en el deporte nacional por encima del tenis, del fútbol y de la fórmula 1. Yo sigo siendo quien soy, sigo haciendo lo que pienso que debo hacer y no pasa nada. Me da igual lo que digan de mí. Lo que me importa es que dentro del campo cada uno haga su trabajo al máximo y que mueran para ganar. Que dentro del campo tengan las misma mentalidad que tengo yo. Hasta el último minuto tenemos que dar todo. Yo me quedo más con el trabajo que con las palabras", afirmó.

AVISO PARA LOS ARBITROS

Por su parte, el entrenador del Real Madrid envió un mensaje a Undiano Mallenco y sus auxiliares. El luso, que echó mano de su repertorio, recordó lo sucedido en Sevilla. "En el partido contra el Betis estuvieron tres equipos: dos lo hicieron muy bien y uno lo hizo muy mal. Mañana quiero que estén dos muy bien y uno mal", dijo ante un silencio respetuoso.

"Espero que el Real Madrid y el equipo de árbitros estén bien, y el Atlético esté mal; pero como me gusta mucho el fútbol ojalá estén los tres equipos bien. Contra el Betis no fue así y no se puede disfrutar igual", completó Mourinho, quien aún guarda en su retina los fueras de juego señalados a Karim Benzema.

"Pienso que el Atlético está más presionado porque las expectativas son muy altas. Están ganando partidos en Liga, en Europa, no les marcan y están a tope. Su gente espera que mañana van a ganar. Se siente por el tipo de expresión verbal y corporal que van a ganar mañana. Yo no me siento favorito", reconoció Mourinho.

"EL DERBI ES UN PARTIDO COMO LOS OTROS"

Por otro lado, el técnico merengue fue preguntado por la medida que ha tomado el Cholo Simeone de abrir las puertas a sus aficionados para el entrenamiento de este sábado. "Eso se lo tenéis que preguntar a él. Seguro que la sesión la utiliza para la táctica y los balones parados. Voy a mandar a mi asistente ahí porque será perfecto", dijo en tono de guasa.

"Es un partido como los otros, con un poquitín más de pimienta por ser el derbi, pero igual que el Betis para mí", añadió el luso, quien repasó su "buena relación" con su homólogo colchonero, Diego Pablo Simeone. "Me alegro de que las cosas le vayan bien, demuestra el respeto que existe", comentó.

Por último, Mourinho --que explicó que "no hace falta ser matématico" para saber que las cuentas "se hacen al final de temporada"-- valoró el trabajo del canterano José Rodríguez, incluido en la lista, y la lesión de Essien, quien ha permanecido en Londres con el Chelsea para recuperarse de su lesión.

"A José Rodríguez le veo bien, con ilusión. No quiero arriesgar a decir que está preparado para un partido de esta dimensión, pero me gusta premiar a los jugadores y el chico jugó muy bien contra el Alcoyano. Si tiene que jugar no tengo miedo porque con su ilusión seguro que va a dar una respuesta positiva", dijo.

Respecto a Essien, el entrenador del Real Madrid llamó "mentirosos" a los periodistas. "Ustedes nos llaman mentirosos y sois vosotros. Ha tenido un proceso alérgico, ha sido infiltrado en un dolor que tenía en su club, que es el Chelsea, y regresará a Madrid mañana. Estará entrenándose la próxima semana", sentenció.

  • 1