martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Movilidad corta al tráfico privado un tramo de Carlos V por las obras del Metrocentro

El corte se ha acometido en el tramo comprendido entre la glorieta de Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleáns y su confluencia con Diego de Riaño.

el 14 may 2010 / 14:30 h.

TAGS:

La Delegación de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla ha procedido en las últimas horas al corte al tráfico rodado --sólo se permite el paso a los autobuses y los taxis-- de un tramo de la avenida Carlos V por las obras de ampliación del tranvía ligero Metrocentro que el Consistorio acomete en este entorno.

Según informaron a Europa Press fuentes municipales, el corte se ha acometido en el tramo comprendido entre la glorieta de Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleáns y su confluencia con Diego de Riaño, de varios centenares de metros de longitud.

Esta actuación, debidamente señalizada, supone dejar únicamente un carril para el paso del transporte público --anteriormente ya el tráfico privado tenía vetado el paso desde Diego de Riaño hasta el Prado-- y redirigir el tráfico privado hacia la avenida de la Borbolla y la avenida de Portugal hasta el final de la obra, que según las estimaciones se producirá el próximo 30 de junio.

El Ayuntamiento de Sevilla ya anunció que los trabajos de la ampliación, financiados por el Plan 8.000 (5,7 millones), durarían siete meses y propiciarían que el tranvía pudiera poner en servicio el nuevo tramo para finales de 2010.

De esta manera, se duplicará la vía existente a la altura de la avenida Carlos V durante 200 metros, con otros 685 de nueva creación hasta San Bernardo. Así, habrá un primer subtramo de desdoble Prado-Diego de Riaño, otros 200 metros desde esta calle hasta la glorieta Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleáns, un tercer subtramo desde esta plazoleta hasta la estación de ferrocarriles, de 485 metros; y un cuarto subtramo consistente en un ramal de desdoble técnico, para el intercambio de vagones y el uso de las dos líneas de circulación.

Todo ello implicará la construcción del desdoble de un ramal desde las cocheras para que los convoyes --con las actuales unidades sería suficiente-- puedan ir en ambas direcciones, según expuso Fernández, que señaló que el Metrocentro circulará así por el margen izquierdo de Carlos V hasta llegar a la glorieta, donde pasará a circular transversalmente por el centro de la calzada, compatibilizándose con la circulación de vehículos Norte-Sur siguiendo el eje de la Borbolla y Juan de Mata Carriazo.

Ello supondrá la división de la rotonda, dentro de unas actuaciones que, uniéndose a otras intervenciones urbanísticas, pasarían a formar parte de un segundo proyecto, que se financiaría dentro del Plan 5.000.

  • 1