Local

Movilidad inicia el proceso para reactivar los aparcamientos paralizados

Tras el última oportunidad concedida en 2009, los proyectos han vuelto a quedar parados.

el 20 ago 2010 / 18:53 h.

TAGS:

Hace poco más de un año, el Ayuntamiento optó por darle una última oportunidad a la promotora Azagra para que ejecutara los 13 aparcamientos para residentes que le fueron adjudicados en agosto de 2007, entre ellos los de Bami y El Valle. Tras barajar la opción del rescate, confió en los avales presentados por la empresa y en una nueva situación económica de la sociedad, absorbida por un grupo valenciano. Tras realizar trabajos durante varios meses y empezar a diseñar los proyectos de nuevas instalaciones como Cueva de la Pileta, los equipamientos han vuelto a quedar bloqueados. El miércoles el delegado de Movilidad, Francisco Fernández, anunció "medidas administrativas" y amenazó a la constructora. Ayer, avanzó que el Ayuntamiento ya está estudiando una fórmula para sacar adelante los proyectos y que se ejecutará de forma inminente. Tendrá un punto de partida: el Consistorio asume que la empresa no tiene capacidad para continuar.

De los 13 aparcamientos para residentes, planteados en 2004 y adjudicados en agosto de 2007 a Equipark -firma dependiente de Azagra-, sólo dos llegaron a comenzar tras la presentación de los correspondientes avales. El primero fue el de Rafael Salgado, uno de los considerados como prioritarios por el Gobierno local ante los problemas de aparcamiento de los vecinos de Bami. El recinto se valló el año pasado y la empresa inició los trabajos este año, que han quedado parados tras construir las pantallas del equipamiento. Durante el mes de julio y los primeros 15 días de agosto, los trabajadores han abandonado el solar, en el que sólo queda una excavadora, un encargado y un guarda nocturno responsables de custodiar un recinto en el que aún se almacenan numerosos materiales. En las últimas semanas se han sucedido los robos.

El segundo aparcamiento cuya construcción se inició es el del Valle. El iniciado a principios de 2010 fue el segundo intento después de paralizarse las primeras excavaciones arqueológicas por falta de pago a la empresa responsable de los trabajos. Este verano, de nuevo fue paralizado y por el mismo motivo: impagos a los empleados. Ahora el solar está vallado, se ha reforzado el muro y ha desaparecido cualquier rastro de máquinas o trabajadores.

Tanto en este caso como en la otra decena de aparcamientos, repartidos en barrios de los distritos Este, Cerro-Amate y San Pablo, fueron centenares los vecinos que abonaron las fianzas de 1.000 euros necesarias para reservar una plaza nada más anunciarse los proyectos. Durante los últimos meses se han sucedido las denuncias de estos residentes al no devolverles esta cantidad la compañía. A mediados de 2009, la Delegación municipal de Movilidad se comprometió a mediar para resolver esta situación al tiempo que invitaba a los vecinos a permanecer en el proyecto ante su inminente desbloqueo. Un año después, la nueva paralización vuelve a abrir numerosos interrogantes sobre la devolución de estos fondos a los afectados.

El Ayuntamiento tiene en su poder los avales de dos de los estacionamientos, lo dos iniciados, que les permitirían de ejecutarlos finalizar las obras por sus propios medios. De hecho, el año pasado Movilidad ya se negó a autorizar el inicio de nuevas obras mientras no se abonasen las cantidades suficientes para finalizar sus trabajos. A partir de este punto, si el Ayuntamiento opta por el rescate, la opción barajada a mediados de 2009 fue la de dejar la finalización de los proyectos en manos de la empresa de vivienda, Emvisesa, con experiencia en construir parkings.

  • 1