Local

Mubarak cambia su Gobierno pero no detiene las revueltas

Los ciudadanos ignoran el toque de queda y exigen la caída del presidente.

el 29 ene 2011 / 19:29 h.

TAGS:

Las protestas en El Cairo se acrecientan.

Egipto sigue viviendo en el caos. A pesar de que el Gobierno decretó el viernes el toque de queda en todo el país, los ciudadanos continuaron manifestándose para exigir la dimisión del presidente Hosni Mubarak, que ayer se vio obligado a realizar reformas en su Gobierno para intentar pacificar a los ciudadanos.


Así, el mariscal del aire Ahmad Shafiq fue nombrado nuevo primer ministro el encargado de formar el nuevo Gobierno del país. Por otro lado, el general Omar Suleiman, director del Servicio General de Inteligencia de Egipto y considerado como el jefe de espionaje más importante del mundo árabe, fue nombrado nuevo vicepresidente. Ésta es la primera vez que el presidente Mubarak ha nombrado un vicepresidente en sus casi 30 años en el poder. Analistas de Al Yazira apuntan a que, con esta decisión, Suleiman se convierte en el candidato más probable para suceder a Mubarak al frente del país, por delante del hijo del presidente, Gamal.


Ante estos cambios, el líder de oposición Mohamed ElBaradei ha realizado un llamamiento a conformar un Gobierno de coalición y a la promulgación de una nueva constitución democrática en declaraciones difundidas por Al Yazira. "El régimen debe entender que tiene que irse. Se debe formar un Gobierno de coalición. De lo contrario, las protestas continuarán", afirmó ElBaradei en apoyo claro a la revuelta contra el régimen de Mubarak. "Se debe formar un Gobierno de coalición, con una nueva Constitución democrática que la gente pueda votar en referéndum", continuó el ex director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica y premio Nobel de la Paz en 2005.


En ese sentido, ElBaradei advirtió de que cualquier intento de subvertir las reivindicaciones populares "sólo provocaría una escalada", de cuyas consecuencias responsabilizó directamente a Mubarak. "No nos engañemos: el régimen y el mundo deben entender que los egipcios se han rebelado", dijo. "El Estado egipcio se desmorona. El presidente Mubarak se niega a escuchar al pueblo", dijo, al tiempo que alertó de que el pueblo recordará quién estuvo a su lado y quién estuvo con el régimen cuando éste caiga.


Mientras, miles de personas continuaron ayer manifestándose en contra del régimen de Mubarak en las principales ciudades del país a pesar de la entrada en vigor del nuevo horario de toque de queda. Además, al menos tres personas murieron por disparos de la Policía durante el intento de asalto realizado por algunos manifestantes contra la sede del Ministerio del Interior en El Cairo, con lo que los fallecidos por las revueltas ya ascienden a 74. La multitud de más de 50.000 personas congregada en la plaza Thahrir de El Cairo, cerca del ministerio, transportó en volandas lo que parecía ser el cuerpo sin vida de uno de los fallecidos a modo de procesión funeraria, tal y como se pudo ver en las imágenes difundidas a través de la televisión. En la segunda ciudad del país, Alejandría, habría unas 50.000 personas en la calle, según Al Yazira, y también hubo manifestaciones en otras ciudades como Suez. Por contra, un portavoz del Ejército advirtió de que responderá "firmemente" a las violaciones del toque de queda. A pesar de esta amenaza, las protestas dieron paso a los actos de pillaje. Grupos de vándalos entraron en el museo arqueológico de Egipto y destruyeron dos momias, según informaron fuentes del museo a la televisión estatal.


condena de eeuu. Tras los cambios de Mubarak, el Gobierno estadounidense cree que la mera remodelación del Gobierno ordenada por Mubarak es insuficiente. Así, el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, consideró que ha llegado el momento de que Mubarak responda a los llamamientos de cambio que está demandando la sociedad egipcia.


Por su parte, el Gobierno chino bloqueó ayer la palabra Egipto en Twitter para que sus ciudadanos no pudieran buscar comentarios sobre el conflicto que vive el país. Asimismo, el rey Abdulá de Arabia Saudí telefoneó personalmente al presidente Mubarak para manifestarle su apoyo mientras que la mujer del presidente egipcio, Suzanne Mubarak, y sus dos hijos, Gamal y Alaa, viajaron ayer a Londres para huir de las revueltas.


 

  • 1