Local

Mubarak se aferra al poder y Egipto enfurece

el 10 feb 2011 / 15:31 h.

TAGS:

Miles de manifestantes en la Plaza Tahrir esta noche.

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, ha negado que vaya a dimitir del cargo y ha asegurado que permanecerá en el cargo hasta la elección de su sucesor en unos comicios "justos y libres". Como medida intermedia, ha anunciado que delega poderes en su 'número dos', Omar Suleiman.

En este sentido, se ha comprometido a supervisar "día a día" el traspaso de poder y ha prometido que durante estos meses modificará cinco artículos de la Constitución y eliminará un sexto, relativo a casos de terrorismo. No obstante, ha aplazado la derogación del artículo 179, en el que se contempla la ley de emergencia.

Mubarak, que ha prometido perseguir a los responsables de incidentes violentos, ha mostrado su pesar por las "víctimas inocentes" de las últimas manifestaciones, a los que ha llegado a calificar de "mártires".

En un discurso con similitudes al que pronunciase la semana pasada, el presidente ha defendido su papel al frente del país y ha aclarado que no huirá al exilio. Ha incluso recordado su papel como militar y lo mucho que se ha "sacrificado por la nación" durante los "60 años" en que la ha servido.

"Nunca he sucumbido a la presión internacional, tengo mi dignidad intacta", ha subrayado Mubarak, quien ha rechazado explícitamente las injerencias externas en la crisis política que atraviesa el país árabe.

Las miles de personas reunidas en la plaza Tahrir de El Cairo han reaccionado con gritos de "Vete, Vete" a su discurso, después de horas en las que se había especulado con una salida inmediata del dirigente.

  • 1