miércoles, 19 diciembre 2018
01:41
, última actualización
Deportes

Muchas dudas para el duelo ante el Sporting

Pepe Mel, que no podrá contar con Pozuelo y tiene a varios de sus futbolistas entre algodones, probó ayer con un 4-4-2.

el 03 ene 2012 / 20:11 h.

El año ha empezado cargadito de preocupaciones para Pepe Mel en forma de lesiones de futbolistas. Si el madrileño respiró el pasado lunes con la noticia de que la enfermería quedaba casi vacía, ayer todo volvió a torcerse. Y es que Álex Pozuelo se resintió de unas molestias y ha sido descartado para enfrentarse el próximo domingo al Sporting de Gijón. Lo peor es que el canterano es sólo uno de las cinco hombres que no pudieron entrenarse y que dejaron bajo mínimos la segunda sesión de entrenamiento de 2012 del primer equipo bético.

Además de con el trianero, el técnico verdiblanco no pudo contar ni con Nelson, ni con Beñat, ni con Cañas ni con Roque Santa Cruz. Para colmo, Amaya tuvo que retirarse antes de que acabara la sesión por unos problemas en el abductor que los médicos se tomaron con precaución. Las buenas noticias fueron los regresos de Salva Sevilla y Mario.

El alivio para Mel es que, exceptuando a Pozuelo, ninguno de los futbolistas con molestias están completamente descartados para la vuelta a la competición.

El trianero sufre una tendinosis en el tendón rotuliano de su rodilla derecha, aunque cabe recordar que se encontraba esperando que el Comité de Competición le perdonara la sanción por la absurda tarjeta roja que vio en el Calderón, en la última jornada del pasado año.

Por su parte, Beñat no estuvo sobre el terreno de juego de la ciudad deportiva por unas dolencias estomacales que han provocado que Tomás Calero le enviara a descansar a su domicilio, mientras que Nelson recibió un golpe en el tobillo operado en el entrenamiento del lunes y ayer fue sometido a varias pruebas.

Al menos, sí se ha confirmado que Cañas y Roque Santa Cruz se reincorporarán hoy a los entrenamientos y, si no hay ningún problema de última hora, llegarán en condiciones para el ecuentro ante el Sporting de Gijón.

Cambio de sistema. Ante esta tesitura, Pepe Mel probó en la sesión de ayer con un sistema distinto al que viene utilizando habitualmente. El madrileño apostó por un 4-4-2 en el partidillo con el que finalizó el entrenamiento y en el presumible once titular formaron Casto; Isidoro, Amaya, Dorado, Nacho; Juanma, Iriney, Nono, Jefferson Montero; Rubén Castro y Jorge Molina.

Si finalmente Mel se decide por este equipo, sería la primera vez en lo que va de temporada que utiliza este sistema de inicio con dos jugadores de banda como Juanma y Jefferson, ya que se atrevió a usarlo en el campo del Espanyol el pasado 27 de octubre pero, entonces, Beñat jugó escorado a una banda y Juanma, en la otra, se dedicó más a taponar las subidas de los laterales ‘pericos' que a otra cosa.

Con respecto al once que jugó en el Calderón, las novedades son Juanma, Nono, Jefferson Montero, y Jorge Molina. Llama especialmente la atención que el técnico madrileño se decidiera ayer por alinear al canterano Nono junto a Iriney en el centro del campo, en detrimento de Matilla, que jugó con el equipo teóricamente suplente, así como la alineación de Jefferson Montero, que no es titular desde el partido ante el Rayo Vallecano del pasado 23 de octubre

Mario no se operará. Uno de los calvarios que está atravesando Pepe Mel son las lesiones que están asolando al que es su mejor central, Mario. Pues bien, el propio futbolista canario confirmó ayer que no piensa pasar por el quirófano para acabar con sus problemas físicos. "No lo tengo valorado, no tendría sentido y lo ideal sería ir cogiendo el ritmo poco a poco. Si por mí fuera, el domingo jugaría. Igual alguien llegó a la conclusión de que con una operación se olvidaría la lesión, pero es mi última opción", aseguró en ABC Radio.

  • 1