Local

Mucho más que pescado

Un informe de la Consejería detalla las pérdidas por la falta de acuerdo con Marruecos

el 06 ene 2012 / 21:55 h.

TAGS:

Un barco de la flota pesquera de la localidad gaditana de Barbate que tuvo que regresar precipitadamente a mediados del pasado diciembre.

No son cuatro peces, no son cuatro pesqueros, no son cuatro pescadores. La vuelta a puerto de la flota andaluza que faenaba en las aguas marroquíes tras impedir la Eurocámara la prórroga del convenio con el país norteafricano se traduce en pérdidas semanales de casi 700.000 euros. Este perjuicio económico no se ciñe a los ingresos por las capturas, sino también a los recibidos por las actividades auxiliares: combustible, hielo, envases y víveres. Y sin contar con el drama familiar de mandar al paro a 453 marineros, más otros 239 hogares que indirectamente vivían del caladero vecino y que ahora están sumergidos en la incertidumbre laboral.

Así se recoge en un estudio elaborado por los técnicos de la Consejería andaluza de Agricultura y Pesca para estimar el impacto socioeconómico del precipitado fin del pacto de pesca entre la Unión Europea (UE) y Marruecos. El informe no recoge, sin embargo, las cantidades ya satisfechas para el pago de unas licencias que tenían vigencia hasta finales de febrero de 2012, un dinero que tampoco retornará a los armadores, puesto que Rabat argumenta que han sido las autoridades comunitarias y no las nacionales las que liquidaron la prórroga.

En concreto, la producción de los buques andaluces adscritos a esas aguas africanas antes de que existiera el convenio pesquero se elevaba a 31,02 millones de euros entre octubre de 2002 y marzo de 2007, con 16.615 toneladas de pescado. Entre los meses de abril de 2007 y septiembre de 2011, estas cifras se incrementaron un 68,9% y el 45,3%, respectivamente, con 52,39 millones de euros y 24.147 toneladas. Son en uno y otro caso 54 meses y las diferencias saltan a la vista. ¿Qué tipo de pescado? Fundamentalmente, sardinas y boquerones, que concentraban el 93% de las capturas.

El estudio también distribuye las cantidades entre modalidades de pesca. Así, será la flota de cerco la que más perderá, aunque el recorte también será importante en la de palangre y de fondo. Sólo en 2010, los 43 buques que, en total, trabajaron en Marruecos trajeron capturas cuyo valor rebasó los 10,1 millones de euros. ¿Son muchos o pocos? Esta cantidad supuso el 7% del importe global de la actividad pesquera regional -144,30 millones de euros-, y un 11,1% de la aportada por el Golfo de Cádiz -91,04 millones de euros-, que es la zona más afectada por esa ausencia de acuerdo, en especial su municipio de Barbate.

Para hacerse una idea del impacto en los puertos barbateño y de Conil, cabe destacar que para el primero, la pesca marroquí representó el año pasado el 37% de todas las ventas de la lonja del primero, y un 29% para el segundo. Un gran revés en ambos casos, un mazazo económico.

La pesca traída de Marruecos arrojaba precios por encima de la del Golfo de Cádiz, de ahí que la rentabilidad por barco y la productividad laboral eran también mayores, según la Consejería. En cuando a los aprovisionamientos, se calculan las pérdidas en unos 254.324 euros a la semana. Si esta cantidad se agrega a los 395.821 que valía la pesca semanal, los ingresos sin retorno son 650.145.

Ingresos semanales

650.145 euros. Los ingresos semanales que reportaba la pesca en Marruecos ascendían a 650.145 euros para la flota andaluza. Éstos se repartían entre los 395.489 euros adicionales que ingresaba la flota por las capturas en el vecino caladero durante el periodo de vigencia del acuerdo y los 254.324 euros en dinero desembolsado para la compra de combutible (gasóleo), envases, hielo y comida para los tripulantes.

Empleos directos

478. El número de empleos directos que en Andalucía dependían del caladero de Marruecos se elevaba a 478, de los que 340 estaban asociados a los buques de cerco y 138, a palangreros. La dependencia laboral mayor se reflejaba en la localidad gaditana de Barbate, donde el 20,7% del empleo vinculado a la actividad pesquera estaba estrechamente asociado al pacto entre la Unión Europea y Rabat.

Empleos indirectos

239. Los puestos de trabajo indirectos que generaba el convenio pesquero se elevaban en Andalucía a 239. Se trataba de empleos de actividades auxiliares y comerciales. En concreto, el informe del departamento de Clara Aguilera menciona el consumo de hielo, envases y combustibles, la propia comercialización de la pesca y el aprovisionamiento de víveres en las empresas de hostelería y restauración.

Valor económico

21.374.436 euros. Los ingresos adicionales que, sobre la cantidad anterior al pacto entre la Unión Europea y Marruecos, arrojaba la flota andaluza ascendían a 21.374.436 euros, a razón de 395.821 euros semanales durante las 54 semanas en las que ha estado vigente el último acuerdo. Se trata del valor de las capturas. En tonelaje, fueron 7.531,89 toneladas adicionales, hasta 24.146 en todo el periodo.

  • 1