jueves, 17 enero 2019
01:21
, última actualización
Veraneando

El 'Muelle del Tinto', de película

Construido entre 1874 y 1876, es parte del escenario de la película ‘El corazón de la tierra’, dirigida por Antonio Cuadri.

el 28 jul 2014 / 09:30 h.

TAGS:

Muelle del Tinto - M. Bautista La rehabilitación principal del muelle se acometió en 2006 y se invirtieron 14 millones de euros. / Mónica Bautista «Sobre el ancho paisaje fluvial, silencioso y cristalino, que convierte a Estuaria en singularísima población lacustre, se levantan en el arcén de la ría unos muelles férreos y monstruosos donde empiezan a sumarse los millones de la gran empresa nordetana explotadora del país: cargueros con grúas de mandíbula y de imanes, transbordadores y viaductos, insisten en las marismas con formidables plataformas apoyadas en vigas de celosía y columnas de fundición» decía en 1920 la escritora Concha Espina en su novela El metal de los muertos. Y es que la compra de las explotaciones mineras por la Río Tinto Company Limited (RTC) en 1873 y su implantación en Huelva supuso un cambio para la provincia onubense, especialmente para la capital. El pequeño pueblo pesquero incluso llegó por aquel entonces a convertirse en uno de los centros mundiales de explotación minera de cobre. De ahí el interés en crear infraestructuras, como la del muelle de mineral de la compañía Riotinto, que es su nombre oficial, aunque es más conocido como el Muelle del Tinto. Su construcción, diseñada por los ingenieros ingleses Sir George Barclay Bruce y Thomas Gibson, comenzó en 1874 y finalizó dos años después. Con sus 1.165 metros de longitud en parte sobre el río Odiel, en parte sobre tierra, constituye el tramo final del trazado de la vía de ferrocarril que transportaba el material. Tenía (y tiene) dos plataformas, una de sus características más destacables. Por la plataforma superior circulaban los trenes de minerales y por la inferior los de mercancías. En ellas, según el punto de su recorrido, existían una, dos o tres vías férreas en sus distintos niveles. vagones Vagones en las vías del ferrocarril que cerraron en 1984 / Paco Alcázar Rehabilitación. El muelle se mantuvo activo hasta 1975, fecha hasta la que se estima que embarcaron unas 150 toneladas de mineral. Pero a partir de mayo de ese mismo año los buques se decantaron por una nueva instalación del puerto de Huelva. Poco después se derribó una parte del mítico embarcadero para que pudiera circular una carretera paralela a la ría, con lo que quedó dividido en dos. Durante los años siguientes quedó abandonado, y  fue deteriorándose. Ya en la década de los noventa se proyectó una primera rehabilitación que permitiera contrarrestar parte de los daños sufridos en el tramo por el que pasaba el agua, erosionado con el paso de los años. Pero la principal se acometió en 2006, cuando fue objeto de una reparación de sus dos tramos, con una inversión de 14 millones de euros. En la actualidad el muelle, declarado Bien de Interés Cultural en 2003, está en desuso pero ofrece una de las estampas más bonitas de la capital como lugar de paseo o de pesca. En el cine. El embarcadero aparece en una escena de la película española El corazón de la tierra, dirigida por el onubense Antonio Cuadri como adaptación de la novela homónima del riotinteño Juan Cobos Wilkins. Se trata de un film basado en la huelga que tuvo lugar en las minas, rodado con extras de la localidad y de la provincia donde acontecieron los hechos que fueron  denominados posteriormente como El año de los tiros y que originaron el cese de la actividad en las minas de Río Tinto. En la escena de la película, la Guardia Civil arroja al agua desde él los cadáveres de los fallecidos en una carga contra manifestantes en Riotinto, pero el único elemento rodado en realidad es el propio muelle. Llama la atención un tren estacionado en él, que fue realizado mediante el diseño de una infografía. La película recibió el Premio a la mejor película del Festival de Cine Latino de Miami y fue nominada a dos Premios Goya.

  • 1