lunes, 22 abril 2019
10:11
, última actualización
Local

Muere a los 95 años el teólogo Miret Magdalena

Enrique Miret Magdalena, químico, teólogo y ex presidente de la Asociación de Teólogos "Juan XXIII", ha fallecido hoy tras una larga enfermedad en Madrid.

el 12 oct 2009 / 17:41 h.

TAGS:

Enrique Miret Magdalena, químico, teólogo y ex presidente de la Asociación de Teólogos "Juan XXIII", ha fallecido hoy tras una larga enfermedad en Madrid, donde mañana será incinerado.

Conocido conferenciante y teólogo seglar heterodoxo autodidacta que se consideraba ante todo "hombre de diálogo", Miret nació en Zaragoza el 12 de enero de 1914, realizó sus estudios de bachilleratos en el Liceo Francés de Madrid y, a continuación, se licenció en Ciencias Químicas en la Universidad Central (1942), donde se doctoró un año después.

En pleno Alzamiento Nacional intentó ingresar en la Compañía de Jesús, pero la Guerra Civil se lo impidió; al encontrarse inscrito en la lista de candidatos a jesuitas, le recomendaron ocultarse, y por ello durante la contienda vivió refugiado en la Embajada de Paraguay de Madrid.

Se dedicó profesionalmente a la especialidad de aislamientos térmicos y acústicos, pero pronto comenzó su labor como escritor, profesor y conferenciante experto en Teología, Ética y Sociología de la Religión y de la Familia y Juventud.

Su primer artículo lo publicó en el periódico "Informaciones", y poco después comenzó a escribir en la revista "Triunfo", en la que trabajó durante 20 años en la sección cultural-religiosa.

Fue profesor del "Instituto Superior de Pastoral" de la Universidad Pontificia de Salamanca durante cinco años, y profesor de Ética del "Instituto Universitario de Teología" del Instituto Fe y Secularidad de la Universidad de Comillas, durante doce años.

Además, enseñó Psicología Moral en el "Mary Ward College" y fue director de la cátedra libre "Pío XII", en la Universidad Complutense de Madrid.

Fundador y miembro del consejo de redacción de la revista de ciencias sociales "Sistema", fundó y dirigió también la revista "Espiritualidad seglar", creó la revista "Menores", y colaboró en varias publicaciones para la juventud como "Misión Joven", "Tryangulo", "Perspectiva Escolar", "Educadores", "Sinite", "Delta", "Quaderns d'orientació familiar", "Temas para el debate".

También publicó artículos en periódicos y revistas de información general: "El Independiente", "El Imparcial", "Informaciones", "Diario 16", "Hoja del Lunes de Madrid", "Le Monde", "Sábado Gráfico", "Revista de la Cruz Roja", "Fomento Social", "Vida Nueva", "Cambio 16", "Tiempo", "Revista de Psicopatología", "El País" o "El Periódico de Cataluña".

Otros de sus artículos fueron incluidos en la "Enciclopedia del Gran Mundo", "Enciclopedia Labor", "Enciclopedia Salvat", "Enciclopedia Larousse" y "Enciclopedia de la educación".

Por su actividad como escritor, en 1965 fue elegido presidente de la Unión Nacional de Graduados de Acción Católica y durante cuatro años fue secretario general de la "Unión de Apostolado Seglar"; asimismo, fue miembro del Consejo Internacional de Pax Romana.

Fue fundador, Presidente Nacional y Vicepresidente para Europa de la "Alianza Cristiana de Jóvenes de la YMCA" y vocal directivo de la "Fundación para la Renovación de la Escuela".

También participó como invitado en algunas sesiones del Concilio Vaticano II.

Como escritor, es autor de una veintena de libros de temas culturales y sociales, entre los que destacan: "Violencia y agresividad ante la ciencia y la fe", "Por una nueva educación religioso-moral", "Catolicismo para mañana", "Revolución de lo religioso", "Religión e irreligión hispanas", "El nuevo rostro de dios ", "Amor y sexualidad" o "El Catecismo de nuestros padres" (1998) -junto con Javier Sádaba-.

Más recientemente, publicó sus memorias "Luces y sombras de una larga vida" (2000), "¿Qué nos falta para ser felices?" (2004), "Cómo ser mayor sin hacerse viejo" (2004), "La vida merece la pena ser vivida" (2004), "La vuelta de los valores" (2007) o "Creer o no creer" (2007).

En la última etapa de su vida se especializó en las religiones orientales y sus relaciones con el Cristianismo, cuestión sobre la que escribió diversos libros.

Por otro lado, desempeñó el cargo de presidente de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (COPYME) desde junio de 1978 hasta noviembre de 1979, puesto en el que cesó a petición propia; fue vocal directivo del "Instituto de Técnicas Sociales" y del "Centro de Investigación y Técnicas Políticas".

El 7 de diciembre de 1982, fue nombrado director general de Protección de Menores, en el Ministerio de Justicia, cargo que desempeñó durante cuatro años.

Miembro de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, fue elegido para presidirla el 7 de septiembre de 1996, en sustitución del jesuita José María Díez Alegría, dejando el puesto en septiembre de 2004, por razones de salud.

También fue consejero y presidente honorario de la Asociación "Mensajeros de la Paz", vocal de la "Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR)" y vocal asesor del Servicio Social Internacional, con sede en Ginebra.

Poseía una gran colección de catecismos de todo el mundo, unos 1.500, algunos de ellos verdaderos incunables.

Padre de siete hijos, en 1974 recibió el premio "Popular de Periodismo" del diario "Pueblo" y en septiembre de 2006 recibió la Medalla de la Orden Civil de la Solidaridad Social del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

  • 1