martes, 21 mayo 2019
00:35
, última actualización
Local

Muere ahogado un policía sevillano que trató de auxiliar a dos bañistas

Interior ha anunciado la entrega de la medalla de oro al mérito policial a título póstumo al agente, natural de Alcalá de Guadaíra y destinado a su comisaría desde hacía menos de un mes.

el 20 jun 2012 / 12:59 h.

TAGS:

El policía nacional alcalareño Carlos Calderón Arias, de 33 años, falleció ayer ahogado en la playa gaditana de El Palmar cuando trataba de rescatar a dos bañistas que se encontraban en dificultades en el mar, según confirmó ayer la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental. El Ministerio del Interior anunció que le concederá la medalla al mérito policial a título póstumo.

El joven estaba fuera de servicio y acompañado por su mujer, pasando el día en la zona conocida como la Chanca de la playa de El Palmar, en Conil de la Frontera, cuando al darse cuenta de que dos personas estaban en apuros se arrojó al mar "en una zona conocida por sus peligrosas corrientes", precisó la Jefatura. Su cuerpo sin vida fue rescatado horas después, a unos 400 metros de distancia de la zona en la que se le perdió de vista, por los equipos de Salvamento Marítimo y de la Guardia Civil.

Los bañistas irlandés y francés a los que el policía socorrió sí pudieron ser rescatados pero el agente, que logró alcanzarlos nadando, llegó hasta ellos exhausto y no pudo regresar a la orilla.

Carlos Calderón, natural de Alcalá de Guadaíra y vecino de la zona de Nueva Alcalá, estaba casado y no tenía hijos. En el último concurso de traslados de este año y tras mucho pensárselo había pedido que lo destinaran a la comisaría alcalareña, donde llevaba trabajando apenas 20 días.

Había ingresado en el Cuerpo Nacional de Policía en 2008 y desde entonces había estado destinado en la comisaría sevillana de Nervión, donde era delegado sindical de la Unión Federal de Policía (UFP). Su secretario general, Antonio Jurado, lo recordaba ayer como un joven "deportista y muy sano, que no fumaba ni bebía", y aseguraba que al conocer el incidente le "cuadró con su carácter, porque era una persona que siempre se volcaba para ayudar a los demás, y que siempre estaba trabajando para sus compañeros de la comisaría".

El cuerpo del joven permanecía ayer en el Tanatorio de Servisa en Cádiz, a la espera de la realización de la autopsia, por lo que es probable que el sepelio no se realice antes de mañana viernes.

El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, se trasladará  en la tarde de este jueves a la capital hispalense para imponer la  Medalla de Oro al Mérito Policial a título póstumo a Carlos Calderón  Arias. 

De este modo, será a las 19,00 horas de este jueves cuando Ulloa  visite la capilla ardiente del agente fallecido, en un acto que  tendrá lugar en la sede de la Jefatura Superior de Andalucía  Occidental, situada en la Avenida Blas Infante número 2, en Sevilla,  según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado de  prensa.  Durante el acto, el secretario de Estado de Seguridad impondrá al  agente fallecido la Medalla de Oro al Mérito Policial a título  póstumo que le ha concedido el ministro del Interior, Jorge Fernández  Díaz. Previamente, el cuerpo del policía será velado por sus  compañeros.

  • 1