Deportes

Muere Alfredo di Stéfano

El presidente de honor y mítico jugador del Real Madrid ha fallecido este martes a los 88 años en el hospital Gregorio Marañón de Madrid, tres días después de sufrir una parada cardíaca.

el 07 jul 2014 / 18:04 h.

TAGS:

Alfredo Di Stefano. / Marga Ferrer Alfredo Di Stefano. / Marga Ferrer Alfredo di Stéfano, presidente de honor del Real Madrid, ha fallecido este martes, según han informado a EFE fuentes familiares, a la edad de 88 años en el hospital Gregorio Marañón de Madrid, tres días después de sufrir una parada cardiorrespiratoria cuando salía de un restaurante. Di Stéfano, considerado uno de los cuatro grandes del fútbol mundial junto con Pelé, Diego Maradona y Johan Cruyff, sufrió el pasado sábado una parada cardíaca en un calle cercana al estadio Santiago Bernabéu y desde entonces permanecía ingresado en la UCI de dicho centro médico. El legendario jugador del Real Madrid estaba en coma inducido, con intubación orotraqueal y ventilación mecánica en la Unidad Coronaria del hospital Gregorio Marañón, víctima de una "cardiopatía severa", según el último parte médico. El sábado pasado, sobre las 17.00 horas, cuando salía de un restaurante en la calle Juan Ramón Jiménez (junto al Santiago Bernabeu), donde había celebrado con la familia su 88 cumpleaños, Di Stéfano sufrió un desvanecimiento y fue atendido por una dotación del SAMUR Protección Civil, que al cabo de 18 minutos de reanimación cardiopulmonar logró sacarlo de la parada cardiorrespiratoria, según informaron a EFE fuentes de Emergencias Madrid. Di Stéfano había sufrido diversas afecciones cardíacas en los nueve últimos años. El presidente de Honor del Real Madrid, considerado uno de los mejores futbolistas de la historia, nació el 4 de julio de 1926 en Buenos Aires (Argentina). Hijo de emigrantes italiano y francesa, pasó su infancia en barrios bonaerenses humildes y trabajó durante un tiempo en el negocio agrícola y ganadero familiar, antes de su debut en 1944 en la primera plantilla del River Plate. La 'Saeta rubia' era el sobrenombre que la afición del River Plate colocó sobre los hombros de Di Stefano, pues el delantero era tan veloz como uno de aquellos modernos aviones de los años 40 y 50 con propulsión trasera a reacción (para el vulgo, 'Saetas') y por su cabellos rubios. En 1949 marchó cedido al Millonarios de Bogotá, en el que jugó hasta 1952, antes de regresar a su país para reintegrarse al River Plate. En mayo de 1953 llegó a España y jugó varios encuentros amistosos con el Barcelona, pese a su compromiso con el Real Madrid. La FIFA medió en el conflicto y decidió que jugara una temporada con cada equipo. El Barcelona, disconforme con el laudo, renunció al jugador, que debutó con el Real Madrid en septiembre de ese año. Di Stéfano se fue del Real Madrid en 1964, con 38 años, tras perder la final de la Copa de Europa, dejando atrás 510 partidos oficiales con el equipo blanco, en los que marcó 418 goles, en una etapa gloriosa. Nacionalizado español, di Stéfano vistió la camiseta de la selección en 31 partidos y marcó un total de 23 goles, aunque no pudo disputar ninguna fase final de un Mundial. En el año 2000, la junta directiva, bajo la presidencia de Florentino Pérez, le nombró presidente de Honor. Aunque fue parco en palabras, a lo largo de su carrera deportiva dejó ingeniosas frases, entre ellas: Jugamos como nunca y perdimos como siempre; Las finales no se juegan, se ganan.

  • 1