Local

Muere calcinada una anciana en El Juncal tras incendiarse su vivienda

El cuerpo sin vida de la mujer, de 84 años y con movilidad reducida, estaba sobre el sofá. El fuego pudo estar provocado por un cigarro.

el 12 oct 2012 / 13:31 h.

TAGS:

Una anciana fallecía ayer calcinada en la barriada de El Juncal tras provocarse un incendio en su vivienda. La mujer, de 84 años, tenía la movilidad de su cuerpo reducida  y vivía sola desde hacía años, según fuentes policiales.

Eran las 14.20 horas cuando la numerosa clientela que se daba cita en un bar de la plaza Zapardiel daba la voz de alarma  tras ver las llamas salir del segundo piso del bloque número 1, que se situaba enfrente. Fue entonces cuando algunos de ellos acudían a alertar a los vecinos de que salieran a prisa de sus pisos. "Era impresionante, el fuego salía por las ventanas y en minutos la plaza estaba llena de humo", comentaba Emilia, que presenció la escena con su familia. Poco después eran los propios vecinos del bloque de cuatro pisos los que echaban en falta a Antonia T. -la víctima-, que vivía sola en la vivienda y que se encontraba impedida desde hacía  varios años.

Hasta el lugar del siniestro llegaban a las 14.35 una ambulancia del 061, numerosos agentes de la Policía Local y Nacional y hasta 18 efectivos de bomberos,  que tras forzar la puerta del piso incendiado descubrieron el cuerpo calcinado de la dueña sobre el sofá que había en la sala de estar. En las habitación contigua hallaban también una silla de ruedas, por lo que fuentes de la investigación concluyen que la víctima no pudo hacer nada por huir de las llamas, que en pocos minutos se extendieron por toda la vivienda.

"Hacía muchos años que Antoñita [como la conocían sus allegados] no salía de su casa, ya que no podía andar y necesitaba la silla de ruedas", comentaba Dolores, una vecina del bloque. A la anciana la cuidaba algunas horas al día una amiga y fue ella la última en verla con vida el día de ayer, ya que fue una hora después de marcharse cuando se produjo el incendio en el piso.

Fuentes policiales informaban que la víctima ya había tenido otros episodios relacionados debido a su tabaquismo. Según la Policía, en una ocasión la anciana llegó a quemarse los dedos de las manos al quedarse dormida en su sofá mientras se fumaba un cigarro, por lo que la Policía apunta a una posible negligencia de la víctima.

A pesar de la tragedia, no se han producido más daños personales, ya que los vecinos desalojaron el bloque rápidamente y tan sólo se produjeron varios episodios de ansiedad entre las numerosas personas que se congregaron ayer en las inmediaciones, aunque los sanitarios no tuvieron que atender a ninguna de ellas.

Los agentes acordonaron la plaza hasta que llegó el juez, quien fue finalmente quien procedió al levantamiento del cadáver, momento en el que los vecinos pudieron acceder a sus viviendas, que habían sido afectadas por el humo del incendio. La Policía Nacional ha abierto una investigación para aclarar las causas del suceso.   

  • 1