Local

Muere de una puñalada un magrebí en Roquetas de Mar

Un magrebí falleció en la madrugada de ayer de una puñalada en una reyerta en Roquetas de Mar (Almería). Otro varón, también magrebí, fue detenido por su implicación en la riña. La localidad ya vivió tensos disturbios hace casi un año tras la muerte de un senegalés en una pelea callejera.

el 16 sep 2009 / 05:37 h.

TAGS:

Un magrebí falleció en la madrugada de ayer de una puñalada en una reyerta en Roquetas de Mar (Almería). Otro varón, también magrebí, fue detenido por su implicación en la riña. La localidad ya vivió tensos disturbios hace casi un año tras la muerte de un senegalés en una pelea callejera.

La Guardia Civil detuvo a un ciudadano de origen magrebí por su presunta participación en la reyerta que tuvo lugar la pasada madrugada en Roquetas de Mar, y en la que falleció un hombre por herida de arma blanca, según confirmaron a Efe fuentes de la investigación. Una herida en el tórax le ocasionó la muerte en el acto.

La Guardia Civil de Roquetas de Mar lleva a cabo la instrucción de las diligencias para esclarecer los motivos que originaron la riña, que tuvo lugar en la calle Orotava de la barriada roquetera Cortijos de Marín. Aunque de momento se desconoce la nacionalidad, tanto del detenido como del fallecido, sí se sabe que son de origen magrebí.

Un particular alertó al 112 a las 3.40 horas de la pasada madrugada de la pelea y hasta el lugar de los hechos se trasladaron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Roquetas de Mar, además de efectivos sanitarios del 061 que no pudieron reanimar al herido, por lo que sólo pudieron certificar su muerte.

La localidad de Roquetas, que acoge un importante número de inmigrantes entre sus vecinos, ya se vio envuelta en una serie de disturbios callejeros hace un año tras la muerte de un ciudadano senegalés de 28 años en el barrio de las 200 Viviendas. Tres menores de entre 16 y 17 años y de nacionalidad española y marroquí fueron detenidos por estar envueltos en la pelea, aunque el autor de la muerte fue un adulto español.

Los incidentes conllevaron el blindaje policial de esta localidad almeriense que vivió dos noches de disturbios callejeros. El Gobierno negó entonces tajantemente que se tratara de un brote racista y aseguró que fue un ajuste de cuentas por tráfico de drogas, aunque el hombre que perdió la vida al parecer sólo actuó como mediador. Los disturbios de El Ejido del año 2000 volvieron a la memoria.

  • 1