Local

Muere el tiroteado en las Tres Mil

El joven de 17 años herido de bala en la cabeza el domingo al pasar junto a una pelea en el Polígono Sur murió ayer por el tremendo destrozo que le provocó el proyectil. Las decenas de familiares que habían estado acompañando a los padres en el Virgen del Rocío se trasladaron a las puertas del Anatómico Forense sin que hubiera incidentes.

el 16 sep 2009 / 00:44 h.

TAGS:

I. Comesaña

El joven de 17 años herido de bala en la cabeza el domingo al pasar junto a una pelea en el Polígono Sur murió ayer por el tremendo destrozo que le provocó el proyectil. Las decenas de familiares que habían estado acompañando a los padres en el Virgen del Rocío se trasladaron a las puertas del Anatómico Forense sin que hubiera incidentes.

El chico iba en el asiento trasero del todoterreno de su padre cuando pasaron junto a una pelea en la calle Luis Ortiz Muñoz, donde vive la familia, y una bala lo alcanzó en la cabeza. El daño fue tan tremendo que pese a ser operado de urgencias en el Virgen del Rocío, los médicos les previnieron sobre las escasas esperanzas que albergaban.

El chico murió a las 14.30 horas de ayer y su cadáver fue llevado al Instituto Anatómico Forense, donde está previsto que esta mañana se le practique la autopsia. Los numerosos familiares que habían pasado dos días sin separarse del hospital para arropar a los padres -llegaron a congregarse 200 personas- se desplazaron también hasta el Anatómico, donde la Policía Nacional mantuvo un dispositivo de control para prevenir incidentes, que no se produjeron.

De hecho, aunque se vivieron escenas de dolor, con gritos y aspavientos de los familiares, ni en el hospital ni en el Anatómico hubo arranques violentos, según fuentes policiales. La gran concentración de personas sólo causó leves retenciones de tráfico.

La Policía también mantuvo todo el día una discreta presencia en el Polígono Sur, por el temor de que algún miembro de las familias que participaron en la pelea que originó el disparo sufriera represalias.

La riña se inició, según la primera versión, porque un joven discutió con algunos de los chabolistas desalojados en 2004 en Los Bermejales a cambio de dinero, que se ubicaron en un barrio ya de por sí con problemas sociales sin ningún plan de adaptación, lo que ha causado numerosos roces en la convivencia. Tras una discusión verbal, el hombre volvió con un arma para enfrentarse a ellos. Aunque no se sabe con exactitud quién disparó, varios participantes en la pelea se han ido del barrio para evitar represalias. La Policía sigue investigando el caso sin que por ahora haya detenidos.

  • 1