Local

Muere en el Líbano un soldado español mientras hacía deporte

Un soldado español murió el viernes por la noche en el Líbano como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria mientras practicaba deporte junto a varios de sus compañeros en la base militar española Miguel de Cervantes de Marjayoun.

el 16 sep 2009 / 07:52 h.

TAGS:

Un soldado español murió el viernes por la noche en el Líbano como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria mientras practicaba deporte junto a varios de sus compañeros en la base militar española Miguel de Cervantes de Marjayoun.

José Antonio Godia Pi, de 21 años, se encontraba jugando un partido de baloncesto durante su tiempo libre en la base del contingente español que la misión de Naciones Unidas tiene desplegada en Líbano (Unifil).

Tras desplomarse contra el suelo, sus compañeros le llevaron a un hospital, donde se le trató de reanimar sin éxito durante 40 minutos, sin que finalmente, nada pudieran hacer por salvarle la vida.

El fallecimiento del joven fue comunicado a su padre alrededor de las 22.00 horas por el jefe de la unidad. Ayer al cierre de esta edición se estaban realizando los trámites necesarios para la repatriación de su cuerpo, que está previsto que sea trasladado a la base aérea de Zaragoza. La autopsia para determinar las causas exactas de su muerte se realizará en España.

Godia Pi, Natural de Lérida, ingresó en el Ejército de Tierra en septiembre de 2007. Pertenecía a la especialidad fundamental de Infantería Ligera y se encontraba destinado en el Grupo de Operaciones Especiales III del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra, con base en Rabasa (Alicante).

El soldado fallecido se incorporó al IX relevo de la operación Libre Hidalgo el pasado 20 de agosto dentro del contingente Unifil. Se trata de la primera vez que participaba en una misión en el exterior.

El avión militar con los restos mortales del casco azul español José Antonio Godia Pi partió ayer de Beirut con destino a España, informaron fuentes militares a Efe. La aeronave, que llegó al Líbano procedente de España para la repatriación, despegó del aeropuerto internacional Rafic Hariri de la capital libanesa en torno a las 17.10 horas local (16.10 hora española). Por expreso deseo de sus familiares, según informó el Ministerio de Defensa español, no se informará de los detalles de su llegada a Zaragoza.

En la misma base en la que murió, los cascos azules españoles rindieron ayer un homenaje a su compañero fallecido, antes del traslado de su cuerpo a Beirut, la capital, en un helicóptero militar.

Se trata de la primera baja de un militar de España en el Líbano, tras la muerte el 15 de junio de 2008 de un cabo español de origen colombiano, Felipe Jasón Ospina Vélez, en un accidente de tráfico.

El 24 de junio de 2007, seis cascos azules españoles, tres de ellos de origen colombiano, fallecieron en un atentado con coche bomba cerca de Jiam, localidad próxima a Marjayún

Unos 1.100 militares forman el contingente español de la Fi, desplegada en el Líbano de acuerdo con la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que puso fin a la guerra entre Israel y Hizbulá en el verano de 2006.

  • 1