Local

Muere en un cortijo de Jaén tras ser alcanzado por un rayo

El temporal corta el tráfico y desaloja viviendas en Córdoba, Jaén y Huelva

el 07 dic 2010 / 20:44 h.

TAGS:

El agua provocó cortes en la A-4, en Córdoba.

Media Andalucía quedó ayer completamente anegada por el fuerte temporal de lluvias y viento. El mal tiempo provocó daños en casas, carreteras y demás comunicaciones y trajo una trágica consecuencia: la muerte de un joven de 31 años en la localidad jiennense de Arroyo del Ojanco tras haber sido alcanzado por un rayo. Este hombre se encontraba en el interior de un cortijo cuando, en plena tormenta, un rayo penetró por una de las ventanas hasta la estancia donde se hallaba. El rayo alcanzó a un aparato de televisión, que explotó súbitamente, y a la víctima mortal del suceso. Aunque la Guardia Civil y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias llegaron rápidamente al cortijo, no pudieron hacer nada por la vida de este joven.


Al margen de este suceso, la Agencia Estatal de Meteorología ha prorrogado hasta hoy la alerta naranja en la zona occidental de la comunidad, donde se pueden recoger lluvias de hasta 80 litros por metro cuadrado en doce horas que se sumarían a las que ayer causaron tantos daños. Las copiosas precipitaciones anegaron parte de la cuenca del Guadalquivir y provocaron la inundación de barriadas, desalojos de viviendas y cortes de carreteras y vías férreas, fundamentalmente en las provincias de Córdoba y Jaén -en menor medida en Cádiz-, donde se han activado planes locales de emergencias.


Medio centenar de casas tuvieron que ser evacuadas en la localidad cordobesa de Palma del Río, donde se activó el Plan de Emergencias por inundaciones y donde el consistorio ofrece materiales para que los residentes tabiquen sus viviendas y eviten, en la medida de lo posible, la entrada de agua. En Gibraleón (Huelva) hubo que rescatar a siete personas, incluido niños, que se habían quedado aisladas en el interior de su casa en la zona de la carretera que une el pueblo con Peguerillas. En Córdoba capital, el ayuntamiento desalojó las parcelaciones de Pilar de la Vega en Alcolea, Guadalvalle, la Altea y la parte más cercana al río de Fontanar de Quintos, en el entorno del aeropuerto, ante la previsible crecida del río Guadalquivir. Tanta agua cayó que hubo que desembalsar nueve de los 54 pantanos existentes en la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, es decir, un 16%.


El mal tiempo también perjudicó las comunicaciones. Numerosos tramos de carreteras locales y provinciales quedaron cortados ayer en varias provincias andaluzas. También se vio afectado el tráfico ferroviario en cuatro tramos entre Córdoba y Jaén. Las dos líneas marítimas de catamarán entre Cádiz, El Puerto quedaron suspendidas. Además, el fuerte viento que sopló ayer en Sierra Nevada, con rachas de hasta 120 kilómetros por hora, mantuvo cerrada por segundo día consecutivo la estación de esquí.

  • 1