Local

Muere la tercera mujer atropellada en Sevilla en sólo un mes

La Policía Local atribuye a un despiste que la conductora invadiera la acera y arrollara a la víctima, que estaba junto a una parada del autobús en la avenida de Kansas City.

el 10 may 2010 / 08:18 h.

TAGS:

Lugar en el que se produjo el atropello mortal.

Isabel Márquez, de 35 años y vecina del Polígono San Pablo, se convirtió ayer en la tercera víctima mortal de atropello en Sevilla en un mes, al fallecer mientras esperaba el autobús en el cruce de Kansas City con la calle Tesalónica, arrollada por una conductora que se distrajo y montó su coche sobre la acera. La víctima, que se dirigía a trabajar en la limpieza de una casa de Luis Montoto, fue arrollada sobre las 9.20 horas y lanzada a varios metros de distancia, sufriendo al caer un impacto craneal que acabó con su vida en pocos minutos.

Varios familiares de Isabel pasaron por el lugar del accidente minutos después y se encontraron con la terrible escena, lo que provocó un ataque de ansiedad en la madre de la víctima, que se acercó al escuchar el ruido de las sirenas de las ambulancias y los coches de la Policía. El 061 tuvo que atenderla y administrarle unos calmantes para que se repusiera. Una hermana de Isabel, que habitualmente cogía el autobús con ella cada lunes y jueves en esa misma parada de la línea 28 de Tussam, pero que ayer no lo hizo porque tenía que realizar unos trámites bancarios, lamentaba la desgracia aún con el bolso y la bolsa con la ropa de trabajo de su hermana en la mano.

La Policía Local acababa de entregarle sus pertenencias, pero todavía no podía creerse lo sucedido, mientras era consolada por cada vecino de San Pablo con el que se cruzada, ya que son una familia muy querida en el barrio. "Yo pasé a los pocos minutos, vi a la Policía, a mi cuñado y a mi nuera, y pensé que le había pasado algo a mi hijo. No se me ocurrió que pudiera ser mi hermana", se lamentaba ayer Rosario.

La madrugada del pasado Domingo de Resurrección, hace cinco semanas, dos jóvenes de edad similar murieron atropelladas en el Paseo de Colón por un conductor que tenía retirado el carné de conducir, dio positivo en el test de alcoholemia y aún se investiga si trató de huir, por lo que el juez lo envió a prisión. El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, avanzó entonces que estudiaría reducir la velocidad en algunas calles del centro a 30 kilómetros por hora, para reducir el riesgo de accidentes graves.

Sin embargo, la conductora que provocó el accidente de ayer, de unos 45 años, dio "cero" en la tasa de alcoholemia, según fuentes policiales. Iba sola en un Renault Megane azul, al parecer no demasiado deprisa y no trató de escapar. En su primera declaración de ayer ante la Policía Local admitió que se distrajo, pero no supo explicar cómo se descuidó tanto como para que el coche se subiera a la acera, donde estaban la víctima mortal con otras personas. Una de ellas era un hombre de avanzada edad que fue atendido por el 061 de un impacto leve, pero no precisó ser trasladado a un hospital. La conductora tendrá que declarar otra vez hoy.

Lo que sí ha descartado la Policía es que su distracción se debiera a que estaba hablando por el móvil, según fuentes cercanas a la investigación. La comprobación inicial del registro de llamadas descarta que estuviera manteniendo una conversación mientras conducía, aunque el registro oficial de la compañía telefónica deberá ratificarlo.

La iniciativa de Monteseirín de reducir la velocidad tendría difícil aplicación en este caso, ya que a la altura de Tesalónica Kansas City es una vía rápida de tres carriles por sentido, y no una calle céntrica. Ni siquiera tiene badenes elevados para disminuir la velocidad a medida que la circulación llega al casco urbano.

El entierro, esta tarde en San Fernando.

Isabel Márquez será enterrada a las 17.45 horas de esta tarde en el cementerio de San Fernando de Sevilla, tras un responso que tendrá lugar a las 17 horas en la capilla del tanatorio de San Jerónimo (Servisa), donde ayer su familia recibió el duelo. La víctima, que estaba casada y era madre de un hijo de 18 años y una niña de siete, había vivido siempre en San Pablo con su familia y son vecinos muy conocidos y queridos en el barrio, que ayer vivió con dolor el trágico suceso.

La noticia se extendió al instante por las calles de San Pablo, donde viven los padres de Isabel, que ayer estaban "sufriendo muchísimo", según explicó una hermana de la víctima, que tenía cuatro hermanos, tres mujeres y un varón.
La cercanía del lugar del accidente hizo que muchas personas presenciaran los hechos y se dieran cuenta pronto, con tristeza, de quién era la mujer que acababa de fallecer.

Un motorista que iba tras el coche declara hoy.

La Oficina de Gestión de Atestados de la Policía Local baraja "como hipótesis más probable" que el accidente se produjera "de manera fortuita" porque la conductora se distrajo y el vehículo implicado "invadió una parte del acerado y arrolló a la mujer, que se encontraba fuera de la parada del autobús", a sólo unos metros. En todo caso, aún no se han descartado por completo otras hipótesis menos probables, que se estudiarán hasta que se llegue a una conclusión definitiva. Para ello será esencial la declaración, hoy mismo, de varios testigos: la propia conductora tendrá que volver a declarar, al igual que las personas que se encontraban en la parada del autobús, entre ellos una amiga de la víctima. Uno de los testimonios más importantes será el de un hombre que circulaba en moto justo detrás del coche que causó el accidente, y que por tanto tuvo que ver lo ocurrido muy de cerca.

  • 1