Deportes

Muere un hincha de Vélez Sarsfield en Argentina

Las aficiones de Vélez Sarsfield y San Lorenzo se enzarzaron en una pelea que acabó con decenas de detenidos y un aficionado muerto. El partido fue suspendido al conocerse el óbito.

el 20 mar 2011 / 22:44 h.

La muerte de un aficionado en las cercanías del estadio José Amalfitani, del Vélez Sarsfield, desató hoy graves incidentes dentro de ese recinto deportivo y la suspensión del partido entre el equipo local y el San Lorenzo, de la primera División, a los siete minutos de juego.

La muerte del hincha del San Lorenzo fue confirmada por el director del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME), Alberto Crescenti.

Fuentes policiales dijeron a Efe que los choques entre las hinchadas de estos equipos comenzaron en la estación de ferrocarril de Liniers, en el oeste de la capital argentina, cercana al estadio, y que los agentes de seguridad no lograron neutralizarlos.

Varios de los aficionados y al menos cuatro policías resultaron heridos por golpes con palos y pedradas.

El árbitro Sergio Pezzotta había retrasado el comienzo del encuentro debido a que los hinchas del Vélez Sarsfield arrojaban objetos contra el guardameta del San Lorenzo, Pablo Migliore, quien hacía gestos de que no podía situarse bajo los palos de su portería.

Esos incidentes no llegaron a mayores y el partido comenzó, pero minutos más tarde la hinchada del San Lorenzo estalló con gritos e insultos, comenzó a destrozar todo lo que encontraba en los graderíos e intentó saltar al campo.

Una fuente cercana a la directiva del San Lorenzo dijo a Efe que una llamada telefónica desde fuera del estadio avisó a los aficionados azulgranas que estaban en las tribunas del estadio que el hincha Ramón Aramayo había muerto.

"Así no se podía seguir", dijo el árbitro Pezzotta al retirarse del campo donde se habían disputado siete minutos, con el marcador en blanco, del partido correspondiente a la sexta jornada del torneo Clausura argentino.

Fuentes cercanas al Vélez Sarsfield indicaron que alrededor de un millar de policías habían sido convocados para formar parte de la operación de seguridad de este encuentro.

Durante varios años, a causa de la rivalidad entre los grupos ultras de Vélez y San Lorenzo y de numerosos hechos de violencia protagonizados por estos, no se permitió en los partidos entre ambos equipos la entrada al estadio de hinchas del visitante, medida que fue levantada en esta ocasión.

Julio Baldomar, vicepresidente del Vélez Sarsfield, quien se manifestó "consternado" por lo ocurrido, afirmó que "hay sectores de la sociedad dispuestos a desatar violencia" en los estadios y fuera de ellos.

"Hemos escuchado rumores de que un hincha murió a causa de un paro cardíaco" tras una serie de incidentes, "y es todo lo que sabemos", dijo el dirigente.

Tras la suspensión del partido la multitud que asistió al estadio José Amalfitani se retiró de manera ordenada y sin ocasionar incidentes. La policía no dio a conocer la cantidad de detenidos por los hechos ocurridos en los alrededores del recinto deportivo. 

  • 1