Local

Muere un matrimonio en un cortijo y su hijo es detenido

Un hombre de 70 años y su mujer de 69 han fallecido hoy en un cortijo del término municipal de Albolote (Granada) presuntamente a manos de su hijo, que ha sido detenido, según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil.

el 16 sep 2009 / 07:42 h.

TAGS:

Un hombre de 70 años y su mujer de 69 han fallecido hoy en un cortijo del término municipal de Albolote (Granada) presuntamente a manos de su hijo, que ha sido detenido, según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil.

El suceso ha tenido lugar pasadas las 11.00 horas de hoy en una casa de campo situada en el paraje conocido como "La joya", donde fueron localizados los cuerpos del matrimonio, que al parecer había sido agredido con una escardilla, un apero de labranza.

Los cadáveres yacían dentro del recinto vallado del cortijo pero fuera de la casa, donde también se encontraba el supuesto autor del crimen, un hombre de 46 años hijo del matrimonio e identificado como E.A.P., que no huyó a la llegada de la patrulla de la Guardia Civil al lugar de los hechos.

Los fallecidos, E.A.N. y su esposa A.P.N., presentaban en la cabeza signos de una gran violencia, inferida presumiblemente con el apero de labranza ya mencionado.

Fuentes cercanas al caso han informado a Efe de que la hija del presunto agresor y nieta de las víctimas, menor de edad, se encontraba también en el cortijo al iniciarse la discusión y huyó a pedir auxilio, por lo que no habría presenciado el desenlace.

Aunque por el momento se desconocen los motivos que originaron la discusión, las mismas fuentes apuntan a la posibilidad de que surgiera por algún comentario del abuelo relacionado con su nieta.

El presunto parricida fue trasladado a un centro hospitalario para recibir unos puntos de sutura, ya que al parecer también resultó herido en el altercado, y luego conducido a dependencias de la comandancia de la Guardia Civil, para ser puesto en las próximas horas a disposición judicial.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado, además de agentes de la Guardia Civil, la autoridad judicial, para proceder al levantamiento de los cadáveres.

La alcaldesa en funciones de Albolote, Marta Nievas (PP), ha afirmado a Efe que los fallecidos eran conocidos en la localidad y que el presunto agresor, del que no consta que sufriera ningún tipo de trastorno mental, llevaba una vida "aparentemente normal".

  • 1