Local

Muere una mujer al ser apuñalada y pedir ayuda: 'Me estoy muriendo'

"Me estoy muriendo" fue el grito de auxilio a la Policía de una mujer dominicana de 22 años apuñalada presuntamente por su marido, un ciudadano boliviano de 24 años al que los agentes detuvieron ayer en Fuenlabrada (Madrid). Esta joven es ya la quinta víctima de la violencia machista de esta semana.

el 16 sep 2009 / 04:34 h.

TAGS:

"Me estoy muriendo" fue el grito de auxilio a la Policía de una mujer dominicana de 22 años apuñalada presuntamente por su marido, un ciudadano boliviano de 24 años al que los agentes detuvieron ayer en Fuenlabrada (Madrid). Esta joven es ya la quinta víctima de la violencia machista de esta semana.

El suceso, que tuvo lugar en el número 3 de la calle Móstoles, el domicilio del presunto agresor, se produjo a primera hora de la mañana, cuando la Policía Local de Fuenlabrada recibió la llamada de la mujer, Nainobys A.M., que les dijo por teléfono: "Me estoy muriendo". A los pocos minutos, una patrulla de agentes locales se personó en el domicilio y se encontró a esta mujer con heridas que en principio no parecían revestir mucha gravedad.

La Policía Nacional detuvo a Carlos Lionel P.C.P., alrededor de las 15.30 horas, quien fue localizado por unos agentes cerca de la Comisaría de la localidad madrileña, cuando posiblemente iba a entregarse.

Según la Policía Local, la fallecida había tenido orden de protección hacia su presunto agresor, el boliviano de 24 años Carlos Lionel P.C.P., en el año 2007, aunque el Juzgado de lo Penal de Móstoles la levantó aproximadamente cinco meses después. Según consta, la pareja se casó en 2007, aunque se desconoce el estado actual de su relación. Según fuentes policiales, al parecer, Nainobys vivía en el domicilio de este hombre al que pagaba el alquiler de una habitación.

Desde que en el año 1999, el Ayuntamiento de Fuenlabrada puso en marcha su programa integral de violencia de género, es la primera víctima mortal por estas causas que se produce en esta localidad.

Los vecinos de la mujer corroboraron ayer que el hombre ya había protagonizado actitudes violentas hacia la joven en ocasiones anteriores. En declaraciones a Europa Press, un vecino de un portal colindante, Javier, recordó que hace un tiempo él mismo tuvo que intervenir en el patio a causa de un episodio parecido. "El hombre estaba discutiendo con la mujer, que empezó a temblar mientras él la amenazaba, así que yo me metí por medio. No tuvo valor de decirme nada", describió. En aquella ocasión la Policía redujo al hombre y se lo llevó detenido, tal y como afirmó Javier. "Esto pasa cuando se quitan las denuncias, si la hubiera dejado aquí no hubiera pasado nada", opinó este vecino.

El inmueble se encuentra en una mancomunidad de nueve portales con múltiples pisos casa uno. Durante la mañana, aparte del ir y venir de vecinos en el patio, también del propio piso donde se produjo la agresión salían y entraban personas, que se negaron a hacer declaraciones. De hecho, algunos vecinos confirmaron que en el mismo inmueble vivían varios inquilinos ajenos a la pareja. "En verano se notaba que entraban en el patio y ahí mismo se peleaban", rememoraba ayer por la mañana Isabel, otra vecina. Otra de las vecinas concluyó que estaban viviendo todo lo sucedido "con miedo". "Temblando porque no te imaginas que iba a pasar esto, pero nos ha tocado a nosotros", agregó.

  • 1