lunes, 22 abril 2019
20:51
, última actualización
Local

Muere una niña de siete años con síntomas de abuso sexual

Una niña de siete años falleció el pasado miércoles en el municipio murciano de Fortuna. La autopsia reveló que la pequeña murió de un shock séptico y que hay síntomas de maltrato y abusos sexuales, según informaron fuentes judiciales.

el 15 sep 2009 / 18:01 h.

TAGS:

Una niña de siete años falleció el pasado miércoles en el municipio murciano de Fortuna. La autopsia reveló que la pequeña murió de un shock séptico y que hay síntomas de maltrato y abusos sexuales, según informaron fuentes judiciales.

La madre y el padrastro de la pequeña, que fueron detenidos el viernes, tuvieron que declarar por los hechos en el Juzgado de Instrucción número 3 de Cieza (Murcia). Cabe recordar que el suceso se produjo a primera hora de la mañana del pasado miércoles, según informó la Delegación del Gobierno. La Policía Local de Fortuna comunicó al puesto de la Guardia Civil el hallazgo, en el interior de un domicilio de dicha ciudad, del cadáver de una niña de siete años de edad, quien habría fallecido cuando se encontraba durmiendo en su habitación.

Tras personarse en el lugar la autoridad judicial y el forense, además de efectivos del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil, se procedió al levantamiento del cadáver. Una vez realizada la autopsia, el Juzgado de Instrucción número tres de Cieza ordenó la apertura de una investigación por parte del citado equipo de Policía Judicial para esclarecer la muerte.

Como consecuencia de estas investigaciones y del registro practicado en el domicilio por agentes de la Guardia Civil, se procedió a arrestar a dos familiares de la niña, la madre y su compañero sentimental, por su presunta implicación en los hechos. Las investigaciones se encuentran bajo secreto sumarial.

Ahora, los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Fortuna están estudiando que el hermanastro de la pequeña fallecida sea acogido por los abuelos maternos. Se trata de un niño de 10 años, y hermano del mismo padre, quien el viernes se desplazó desde Madrid a la localidad murciana con la intención de hacerse cargo del mayor de sus hijos. La pareja detenida vivía, además, con su hijo biológico, un pequeño de cuatro años de edad.

  • 1