Local

Muerte y resurrección

el 19 abr 2011 / 06:48 h.

TAGS:

Sigo sin entender las alineaciones y los sistemas de Gregorio Manzano. Más aun cuando las victorias son necesarias e ineludibles. Igualmente, están desorientados los aficionados y no sé qué dirían presidente y consejeros si pudieran manifestarse. Si el partido de Getafe, con la consiguiente derrota (1-0), fue pésimo en todos los sentidos, el enfado de la afición es directamente proporcional a lo que hizo el equipo en la tarde del sábado. El proyecto está finiquitado y pienso que la continuidad de Manzano y su cuerpo técnico, también. Como diría Julio César: Alea jacta est, (La suerte está echada).

Malas decisiones. Jugar con tres centrales cuando el rival lo hace con un solo punta. Dar el carril izquierdo al voluntarioso Dabo. Colocar a Navarro de central izquierdo y dejar huérfanas las bandas por las ausencias de Navas y Perotti, recurriendo a ellas con Alfaro y Capel in extremis, es pensar en aquello de "los experimentos con gaseosa". Sin Kanouté, Jesús Navas y Perotti el Sevilla es un equipo capitidisminuido. Sin duda, pero también el técnico ha de tener argumentos en la plantilla para aprovechar la endeblez y los nervios del rival. Ni los tuvo ni parece que se les esperen. La Champions es una utopía pese al desgaste del Villarreal y ahora sólo cabe un puesto en esa pedrea futbolística que es la Europa League. Pienso en Alves, Keita y Poulsen y veo que llegaron en pretemporada Guarente y Cigarini y como laterales Konko y Dabo para cambiar el proyecto. No hay que ser muy listo, ni tampoco técnico, para saber dónde está el problema del proyecto.

Camino de Primera. El Betis tiene allanado el camino que ha de llevarle a Primera División. Su victoria contundente (5-0) ante el Cartagena es un presagio de esos días de vinos y rosas que le esperan al equipo. Entiendo a Mel y a Gordillo cuando dicen que no se deben lanzar las campanas al vuelo. También han de entender ellos que viendo al equipo, la afición esté imparable. El fútbol tiene estos estados de ánimo. El Betis ha sido capaz de salvar escollos que parecían insalvables y en la unidad de aficionados y dirigentes el equipo ha emergido. Cuando las cosas se hacen bien y con sentido y al aficionado se le da lo que le corresponde, la unidad y el cariño afloran. Al ascenso del Betis solo le falta determinar su fecha.

  • 1