Local

Mujeres periodistas que abren camino

El Correo organiza hoy la jornada "Mujeres Periodistas" en la Universidad Pablo de Olavide. 

el 20 oct 2009 / 10:09 h.

TAGS:

Zapatero en una entrevista
La II jornada de periodismo que El Correo de Andalucía está celebrando esta mañana en la Universidad Pablo de Olavide, dedicada a las ‘Mujeres periodistas', se inauguró a primera hora, tras los discursos introductorios, con una mesa redonda, moderada por la subdirectora de El Correo, Paqui Godoy, en la que se analizó la trayectoria y la situación actual de la mujer en los medios. La subdirectora de El País, Berna González Harbour, puso el acento en el acceso vetado con el que se encuentran las mujeres a la hora de acceder a puestos directivos. "Las mujeres periodistas ya estamos aquí, y somos mayoría, donde existe un problema grave es en los puestos directivos", afirmó. González Harbour también incidió en que, "lo importante no es que salgan muchas mujeres en las fotos que se publican en los periódicos, la clave está en que las crónicas, reportajes y noticias vengan firmadas por nosotras". "En cualquier caso -añadió- lo deseable sería que dentro de unos años no tuviéramos que celebrar un seminario de mujer y periodismo, si acaso uno de hombre y periodismo", bromeó.

 

Por su parte, la ex corresponsal de TVE, Rosa María Calaf, realizó en su intervención un recorrido jalonado con los nombres de las mujeres periodistas que han sido pioneras a lo largo de la historia. Calaf aseguró que se siente muy agradada cuando le reconocen el mérito de "haber abierto camino en la profesión de corresponsal", a la vez que comentó el díficil papel que juegan estas profesionales hoy día: "La violencia contra las mujeres periodistas va en aumento por ello ser mujer y dedicarse a esta profesión en según que países y conflictos tiene un extraordinario valor añadido", concluyó.

En el acto, organizado por El Correo de Andalucía, también participó la jefa de estrategias de Canal Sur Radio, Inés Alba. "Desde que comencé en los 70 hasta hoy he aprendido que hay que ser rebelde toda la vida", dijo la periodista, quien comenzó su intervención rememorando a la compañera Juana Jinzo, "una mujer, lo primero que tiene que hacer en este oficio es perder la honra", dijo aquella. Alba, que fue una de las fundadoras de la Asociación Andaluza de Mujeres Periodistas, criticó también la incoherencia que se se vive a veces a la hora de reivindicar la igualdad, "como es el caso de los anuncios de prostitución que siguen tolerando muchos medios de comunicación". "Hay que exigir a los medios una paridad real y sincera en todos los aspectos", apuntó mientras se mostraba convencida de que "todo lo que hoy demandamos, lo vamos a conseguir".

La periodista televisiva y ex directora de Interviú, Teresa Viejo, inició su intervención señalando a los medios como "absolutamente responsables de la imagen de la mujer que dan". Según su opinión la igualdad de la mujer en la profesión "no debe ser un asunto exclusivo de los medios progresistas": "En la Ser y en la Cope, en El Mundo y en El País, hay que exigir por igual, en todos ellos, un debate serio a este respecto". Viejo se mostró pesimista en el acceso de la mujer al poder en los medios porque "la batalla por el poder es la batalla por el dinero y en esa contienda todavía no han entrado las mujeres". Además lamentó el hecho de que "a la mujer periodista siempre se la ha puesto en duda", algo que "afortunadamente, ya no sucede".

"Me he aprovechado del hecho de ser mujer periodista". Por su parte, la directora del espacio de la Cadena Ser, A vivir que son dos días, Montserrat Domínguez, ha sido la encargada de clausurar con una conferencia la II Jornada de Periodismo de El Correo de Andalucía centrada en el papel de la mujer en los medios de comunicación. La conocida periodista comenzó recordando cómo en sus inicios en la profesión "el número de mujeres se contaban con los dedos de una mano". Y, dejando claro, que este oficio "es tanto de hombres o de mujeres porque lo importante es sentir pasión por él", Domínguez reconoció haberse "aprovechado" del hecho de ser mujer en las cientos de entrevistas que lleva realizadas: "Hay hombres que se deshacen cuando una mujer les acerca el micrófono y, a la vez, hay mujeres que sienten más tranquilidad y complicidad cuando está ante una mujer periodista".En su opinión es una falacia hablar de "periodismo femenino o hecho por mujeres ya que no existen diferencias con respecto al realizado por los hombres": "No existen compartimentos, es tan absurdo pensar que una mujer no puede cubrir un conflicto bélico como que un hombre esté vetado para contar con intensidad y emoción una historia humana o una crónica social", dijo.Como en la anterior mesa redonda, Montserrat Domínguez, que dirige un equipo de redactores en su programa de la Ser, también recordó como "el acceso a los puestos de responsabilidad es un hándicap mayor si eres una mujer y quieres tener familia e hijos". "Es una cuestión de prioridades pero creo que también en este aspecto el movimiento feminista tiene que seguir avanzando". Valorando la plena incorporación de la mujer al mundo del periodismo, la periodista cifró el éxito en algunos puntos, como el hecho de haber logrado convertir en noticia el maltrato de género, el menor uso del lenguaje sexista y el haber ayudado a que el trato machista esté cada vez peor visto. "Todo lo anterior es un reflejo de lo que está ocurriendo en la sociedad y que nosotras, como mujeres periodistas, hemos impulsado", aseguró.

Menos optimista se mostró a la hora de analizar el futuro más inmediato de la profesión. "Vivimos una brutal crisis que está haciendo mella en los medios de comunicación tradicionales", afirmó. Y por ello concluyó estar preocupada "porque los centros de decisión, gobernados por hombres, perjudicarán los puestos de trabajo de las mujeres". Del mismo modo, en el periodismo actual "se minusvalora y se prescinde de la veteranía y al mismo tiempo los jóvenes tienen cada vez menos esperanza y abandonan con mayor rapidez la profesión". La banalización de los contenidos y el alto precio económico de "hacer un buen periodismo" son otros de los retos a los que tiene que hacer frente el periodismo, "una profesión global en la que tan importante es que las mujeres estén en todos sitios, incluso marcando la agenda informativa, como que éstas desarrollen su profesión al lado de hombres, para que las diferentes sensibilidades emergan y así se enriquezcan las perspectivas", aseguró.  

  • 1