domingo, 24 marzo 2019
05:03
, última actualización
Local

Multados en solo una semana 163 conductores por usar el móvil al volante

Campaña de control de las distracciones al volante entre los pasados días 4 y 10 en las carreteras de Sevilla.

el 12 abr 2011 / 17:36 h.

TAGS:

Un total de 163 conductores fueron denunciados en Sevilla por usar el móvil durante la campaña de vigilancia e información llevada a cabo por la Dirección General de Tráfico (DGT) entre los pasados días 4 y 10 en todo el país, lo que arroja una cifra de una veintena de personas pilladas cada jornada cometiendo esta infracción. Solo en Sevilla, principalmente en las carreteras del área metropolitana y en concreto de acceso a la capital hispalense, se controlaron casi 18.000 vehículos por parte de los agentes de la Guardia Civil.

También destaca que fueron controlados 966 conductores que utilizaban el dispositivo de manos libres de sus vehículos mientras conducían, lo que supone el 41,58% de todos los automovilistas que iban hablando por el móvil.

Igualmente, en el marco de esta campaña se detectaron otras infracciones relacionadas con las distracciones al volante. En este sentido, la Guardia Civil denunció también la pasada semana a ocho conductores por utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido distintos del teléfono. Y también impuso tres sanciones por el uso o la manipulación de pantallas de acceso a internet, monitores, reproductores de vídeo o DVD o navegadores durante la conducción. Mientras, las denuncias por otras infracciones del mismo corte (como hacer uso del ordenador portátil, mirar un mapa o escribir una nota a mano, entre otras distracciones) se elevaron a 20 durante la campaña de sensibilización de la DGT.

Según diversos estudios, el uso del móvil es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes de tráfico. Mientras se habla por teléfono, aunque sea con manos libres, se pierde la capacidad de concentración necesaria para conducir: no se mantiene una velocidad constante, la distancia de seguridad no es suficiente con el vehículo que circula delante y el tiempo de reacción aumenta considerablemente entre medio y dos segundos, dependiendo de la persona. De hecho, una de cada dos muertes en las carreteras se produce por despistes.

Datos que aportan otros informes apuntan a que “tras minuto y medio de hablar por el móvil (incluso manos libres) el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar”. De igual modo, la peligrosidad por el uso inadecuado del mismo puede llegar a ser equiparable a la conducción con exceso de alcohol.

Con esta campaña la DGT quería concienciar a los conductores de la importancia de prestar la debida atención, ya que las distracciones, como marcar un número de teléfono, responder a una llamada, manipular el navegador, encender un cigarrillo o ajustar la radio o el reproductor, son acciones tan sencillas y realizadas en numerosas ocasiones de forma no consciente que pueden convertirse en letales al volante. En este sentido, desde la DGT recordaron ayer que si a la distracción se le suma la velocidad, el riesgo de sufrir un accidente de tráfico aumenta significativamente. Y es que hay una máxima:  a mayor velocidad menor es el margen de reacción.

  • 1