Local

Múltiples formas de gamberrear

Una historia principal trepidante, misiones secundarias de lo más exagerado y una buena rejugabilidad en el modo horda son las bases del juego.

el 13 ene 2012 / 10:38 h.

TAGS:

La sombra de los Saints es cada vez más alargada. La banda protagonista del juego ha crecido como la espuma en popularidad después de coronar la ciudad de Stilwaker. Las miras de la banda han empezado con la fama a tener un status que les obliga a cotas más altas. El punto de mira en esta ocasión es la ciudad de Steelport. Una urbe en la que la los Saints ponen el cuentakilómetros a cero e inician una disparatada aventura de acción por hacerse con su control. El juego, se abre a una manera diferente de entender los sandbox alimentándose en su estructura del clásico GTA.

La banda cuenta con un hándicap que no está en su hoja de ruta. La ciudad ya tiene una reserva de dominio por parte de una organización llamada el Sindicato y que tiene bajo su paraguas a todas las bandas de maleantes de la ciudad.Con estos ingredientes, el estudio norteamericano de Volition ha juntado lo necesario para introducir al jugador en un galimatías de acción sin freno y desvergüenza en sus andanzas por la ciudad. Por usar un símil, dentro del espectáculo cómico taurino del bombero torero hay una parte seria. En unos de los tercios, un becerrista sale al ruedo a enfrentarse con un eral en la parte más dramática del espectáculo. En este juego, el humor, los personajes y la trama viven exagerados y fusionados entre s í, en una cohesión con grandes dosis de drama y comedia.

El diseño inicial del personaje queda en manos del jugador y en él, puede mezclar innumerables caracterizaciones para acompañar a la banda. Un perfil que se puede moldear y cambiar en el transcurso del juego y que se complementa en la aventura con las armas y los vehículos. En este apartado, la locura de elementos que ha puesto en marcha Volition ha sobrepasado la realidad y ha puesto en manos de los Saints todo tipo de artilugios a cual más raro.Una alocada acción para disfrutar en un terreno de mundo abierto, pero menos extenso que su predecesor, para poder apurar hasta el último rincón de sus calles con todo lujo de detalles. El juego se maneja en una horquilla de jugabilidad que va de 30 a 60 horas en varios modos de juego llenos de misiones que se tienen que superar para desbloquear el entorno y avanzar en la historia.

Se ha logrado enrocar con maestría el modo cooperativo en el juego. Calzar una doble opción dentro de la acción es el reto más importante al que se ha sometido Volition en el desarrollo y que ha satisfecho las peticiones de la comunidad. En el modo horda se cambia la evolución de las oleadas por retos más específicos, incluso a veces irreverentes, dentro de la urbe.

 

  • 1