Local

Multitudinaria marcha en Bilbao a favor de los presos de ETA

Los manifestantes exigen a los gobiernos español y francés el fin de la política penitenciaria “represiva”.

el 07 ene 2012 / 21:36 h.

TAGS:

Las calles de Bilbao hirvieron ayer de decenas de miles de personas a favor de los presos de ETA. Convocados por la plataforma Egin Dezagun Bidea, se manifestaron para reclamar "pasos a los gobiernos español y francés" y poner fin a una "política penitenciaria anclada en criterios de venganza y represión". Asimismo, subrayaron que pese a que las "llaves de las cárceles están en manos de los gobiernos", las del "cambio están en manos de los vascos".

La marcha partió sobre las cinco y media de la tarde después de que agentes de la Ertzaintza dieran a conocer a los convocantes los términos recogidos en el auto de la Audiencia Nacional. Encabezada por los familiares de presos de ETA y tras una pancarta en la que se podía leer Ezkubide guztiekin, euskal presoak Euskal Herrira (Los presos vascos a Euskal Herria, con todos sus derechos), en la cita participaron representantes de distintas formaciones políticas como Pello Urizar (EA), Oskar Matute (Alternatiba), Patxi Zabaleta (Aralar) o Maribi Ugarteburu (izquierda abertzale). También estuvieron presentes miembros de ERC y SI.

La manifestación, que transcurrió entre gritos a favor de la independencia y de la libertad de los presos, llegó unos minutos antes de las 19.00 horas al Ayuntamiento de la capital vizcaína, donde la cantante de ‘Gose', Inés Osinaga, y el representante de Egin Dezagun Bidea Jon Garai leyeron, en euskera y castellano, un manifiesto en el que se abogó por reclamar "pasos a los gobiernos español y francés" y poner fin a una "política penitenciaria anclada en criterios de venganza y represión".

Tras calificar la movilización de "colosal" y hacer un llamamiento a todos los convocados para continuar en la lucha, los miembros de Egin Dezagun Bidea destacaron que la sociedad vasca no espera otro escenario que no sea aquel en el que desaparezcan las "crueles medidas de excepción que se aplican a los presos vascos", cerrando así una "etapa gris, para abrir la puerta a un nuevo tiempo que nos lleve a una situación de libertad y de derechos para todas y todos, a una situación de paz definitiva, sin presos ni exiliados".

Entre las reacciones que se sucedieron ayer tras la marcha, se encuentra la del secretario general del PSE en Álava Txarli Prieto, quien indicó que es "muy negativo" para una política de "convivencia, tolerancia y reinserción" el que se instrumentalice al conjunto de los presos y se hagan estas marchas.

Por su parte, el senador del PNV Iñaki Anasagasti señaló que la formación jeltzale no acudiría a la manifestación porque falta el "requisito previo" que es que "los presos y sus familias le digan a ETA que desaparezca".

En lo que respecta al PP, la parlamentaria Laura Garrido incidió en que el gobierno popular aplicará la ley y que ETA "sigue en activo y por parte de muchos cargos de la IA no se ha condenado el terrorismo".

  • 1