Local

Murió en Tarifa y resucitó en Brasil

La Policía Nacional detuvo ayer a Jenaro J.H., de 42 años, un empresario gaditano que se encontraba en paradero desconocido desde abril del pasado año, cuando fingió un accidente mientras practicaba pesca submarina en aguas tarifeñas. Sobre él pesaba una reclamación judicial por estafa.

el 16 sep 2009 / 07:06 h.

TAGS:

Vídeo: VNEWS

La Policía Nacional detuvo ayer a Jenaro J.H., de 42 años, un empresario gaditano que se encontraba en paradero desconocido desde abril del pasado año, cuando fingió un accidente mientras practicaba pesca submarina en aguas tarifeñas. Sobre él pesaba una reclamación judicial por estafa.

La detención fue posible debido a que Jenaro decidió volver a tierras españolas, al parecer y según su propio testimonio, para presentarse ante la autoridad judicial con intención de resolver lo que contra su persona estuviera pendiente. Así, el empresario fue localizado cuando hacía su entrada en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas, procedente de Brasil, con su documentación reglamentaria.

En un primer momento, la extraña desaparición del gaditano provocó que la Policía abriera una investigación sobre su paradero, ya que las circunstancias en las que se encontraba en ese momento hicieron pensar en dos posibles hipótesis. La primera y más evidente es que dicha desaparición pudiera deberse a que sufrió un accidente cuando practicaba pesca submarina en las aguas de la zona conocida como Cabo Plata, lo cual motivó un amplio dispositivo de búsqueda de Salvamento Marítimo y la Guardia Civil que duró dos semanas. Lo único que encontraron fue una prenda que llevaba.

Sin embargo, según un comunicado de la Policía Nacional, múltiples indicios señalaban que lo que realmente se hubiera producido era una desaparición voluntaria, lo que conllevó que nunca se descartara que realmente estuviese vivo y en paradero desconocido. Y es que sobre el individuo pesaba en el momento de su desaparición una reclamación judicial del Juzgado de Instrucción número 2 de Algeciras (Cádiz), por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida y falsedad documental.

Por ello, en el marco de las Diligencias Previas del juzgado reclamante, la Brigada Provincial de la Policía Judicial inició la investigación.

Según la Policía, "la rumorología popular colocaba al reseñado en distintos países de Sudamérica o África", lo que arrojó luz sobre su posible localización, cuando además en las últimas fechas, los investigadores habían detectado que intentó ponerse en contacto con su círculo de amistades. El detenido pasará esta mañana a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Madrid.

Frente a esta desaparición fingida, la Policía Local de Estepona (Málaga) frustró ayer otra intencionada al detener a cuatro individuos por el presunto secuestro de un hombre al que retuvieron durante unas horas.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes sobre las dos de la tarde cuando una mujer llamó por teléfono a la Policía Local denunciando que su hermano había sido forzado a entrar en un vehículo por tres hombres a los que acompañaba un cuarto como conductor.

Los agentes difundieron los datos del vehículo al resto de unidades y un policía local adscrito al servicio de grúa lo localizó en la rotonda de Guadalobón. Se procedió a su identificación tras llamar a varias dotaciones de la Policía Local y Nacional.

Todos los ocupantes del vehículo fueron identificados por los agentes y puestos a disposición judicial. En el interior también se encontraba el presunto secuestrado, que se mostraba aturdido y con aspecto cansado, por lo que fue trasladado a un centro de salud para su reconocimiento.

  • 1