Local

Mutismo y sonrisas cómplices entre los ministros tras conocerse la remodelación

Zapatero, que previsiblemente comparecerá pasado el mediodía, tampoco ha soltado prenda al entrar el hemiciclo.

el 20 oct 2010 / 08:14 h.

TAGS:

El debate de las enmiendas de totalidad a los presupuestos generales del Estado ha llevado hoy al Congreso a los ministros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y, afectados o no por la remodelación del gabinete, han respondido con silencio o sonrisas cómplices a los periodistas que les esperaban.

La todavía titular de Sanidad y Política Social y, según fuentes del Gobierno, próxima ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha instado a los medios de comunicación a esperar a que Zapatero informe públicamente de los cambios porque ella siempre es "muy respetuosa, muy discreta y comedida". Ante la "enhorabuena" que ha recibido de los periodistas no ha respondido ni gracias, pero tampoco ha podido ocultar la sonrisa.

Zapatero, que previsiblemente comparecerá pasado el mediodía, tampoco ha soltado prenda al entrar el hemiciclo, al igual que Elena Espinosa, que con los cambios abandonaría el Ejecutivo. "No voy a hacer ningún comentario", ha respondido.

Celestino Corbacho, el único que sabía desde hace semanas que dejaba el Gobierno tras decidir ocupar un puesto en las listas del PSC para las elecciones autonómicas catalanas, no ha querido extenderse, pero ha elogiado al que, según fuentes del Gobierno, será su sustituto, Valeriano Gómez, como "excelente persona y buen amigo".

Algunos de los miembros del gabinete, como el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, o la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, han señalado que habían conocido los cambios a través de los medios de comunicación.

  • 1