Deportes

Muy serios, pero no béticos

el 15 sep 2009 / 17:09 h.

Los cuatro miembros del grupo Bsport podrán convertirse en los próximos accionistas del Real Betis, pero no podrán presumir de béticos. No han tenido ni el detalle de hacerse abonados de una entidad donde el sentimiento importa mucho.

Manuel Ruiz de Lopera ha quedado gratamente sorprendido con la seriedad y las garantías financieras que presuntamente ha presentado el grupo BSport, que podría hacerse con el control del club la próxima semana.

Los señores que han logrado que un banco les dé 70 millones de euros no han tenido el detalle de hacerse abonados del club. Sin duda, sólo es un detalle que muestra su falta de belicismo.

Los presuntamente nuevos gestores del Betis dicen tener en mente un gran proyecto para la entidad, pero de sentimiento verdiblanco andan más que justos. Cierto es que Lopera le puede vender su paquete accionarial a quien lo considere más oportuno, pero quizás lo más aconsejable, como él mismo ha afirmado en anteriores ocasiones, es que el control de una institución tan grande como el Betis esté en manos de béticos de prestigio y por supuesto de solvencia económica.

Muchos son los interrogantes que se ciernen en torno a las manos en las que Lopera va a dejar el Betis. A falta de que los miembros de BSport se expliquen de forma detenida, resulta que no son béticos, que nadie sabe cómo han conseguido 70 millones de euros y que por lo que se desprende de sus escasas aportaciones mantendrán a Lopera en el Betis, acompañado, además, de los principales responsables de la gestión cotidiana del club.

Incluso se rumorea que se le ofrecerá a José León, actual presidente, una vicepresidencia. Muy desesperado tiene que estar Lopera para dejar al Betis en estas manos.

Que no sean abonados del club explica también la ubicación en la que estos señores son instalados cada vez que el Betis juega un partido en casa. Fuera del palco oficial, los miembros de BSport acuden a un antiguo palquito de prensa situado a la derecha del palco presidencial, donde hay que realizar además auténticas piruetas para no caerse por las escaleras de acceso. ¿Unos señores que se van a gastar 70 millones de euros no tienen cabida en el palco?

Uno de los hombres de confianza de Lopera y que es el único que se atreve a hablar de esta operación, Manuel Castaño, ha venido lamentando en los últimos días que el todavía máximo accionista venda a unos señores que no son béticos de prestigio.

No sólo eso, es que ni siquiera son béticos. Y ojo que seguramente el dueño del Manchester United no sea del equipo inglés desde pequeñito, pero en el caso del Betis esto llama la atención.

Lopera puede preguntarse qué harán estos señores con el Betis, siendo consciente de que su potencial económico no invita al optimismo.

Por eso hay quien se mantiene a la espera (Luis Castel) por si se arrepiente a última hora en este turbio asunto de BSport. Ocurre que a Lopera no le gusta Castel. No se fía de las garantías financieras que le presentó y desconfía de su entorno. Claro, que si está tan loco por vender sus acciones?

  • 1