Local

A los seis minutos de 2014

David Vasile llegó a este mundo a las 00.06 horas en el Virgen Macarena y se hizoprotagonista de la primera buena noticia del año. Sus padres, rumanos, viven del campo en La Algaba.

el 01 ene 2014 / 17:46 h.

TAGS:

Simona sujeta a su hijo David en el Hospital Virgen Macarena. / Manuel R.R. Simona sujeta a su hijo David en el Hospital Virgen Macarena. / Manuel R.R. Ni el sorteo del Niño, ni la llegada de los Reyes Magos ni las rebajas en plena cuesta de enero... La primera buena noticia del año siempre es el nacimiento de un niño. Y este año el protagonista ha sido David Vasile, que nació a los seis minutos de arrancar 2014 en el hospital Universitario Virgen Macarena con 3,360 kilos de peso y tras un parto natural muy rápido, para alegría de la madre. En la tarde de ayer, Simona decía sentirse muy recuperada y emocionada por haber traído a este mundo a un niño con ansias de protagonismo. “Nunca fuimos noticia de nada, pero hoy hemos tenido aquí por lo menos dos cámaras, tres fotógrafos, periodistas... Estamos contentísimos”, contaba. Y entre los más contentos estaba el príncipe destronado, Jorge, de cinco años, tan pendiente de su hermano como de la próxima llegada de los Reyes Magos de Oriente. Al igual que Melchor , Gaspar y Baltasar, los papás de Jorge recorrieron un largo camino hasta llegar a su actual hogar, en el municipio sevillano de La Algaba. Simona llegó a España hace ahora seis años, después de que su marido, Cristian, llevase ya cuatro en Sevilla. Viven del campo, “de la recogida de la naranja o de lo que hay en cada momento”, y la mala situación económica del país les está afectando en gran medida. “Con la crisis estamos cada vez peor, hay poco trabajo”, se lamenta Simona, quien espera que David, además de flashes, traiga un pan debajo del brazo. Por ahora no piensan volver a su país de origen, Rumanía, pero les preocupa el futuro. Por eso mismo, Simona, contenta con sus vecinos algabeños y con el trato que están recibiendo en Sevilla, no quería empañar un día de felicidad como el de ayer pensando cómo superarán la falta de trabajo. Sólo quería ocuparse de su nuevo hijo, que llevará de segundo nombre Vasile porque en el santoral rumano San Basilio (San Basilio el Grande 329-379, obispo de Cesarea y padre de la Iglesia oriental) ocupa el día 1 de enero. “Es uno de los santos más famosos de Rumanía, así que esperamos que a David le dé suerte”, afirma Simona. ¿Y por qué David? Porque es el nombre que más le gusta a su madre. Jorge, en cambio, debe su nombre a su abuelo. Pese a las dificultades que están pasando por el nefasto panorama económico, Simona aplaudió el poder dar a luz en un hospital “en el que no miran de dónde eres” y dijo sentirse “muy afortunada”. Por varios motivos. En primer lugar, agradeció el buen trato recibido en el hospital Virgen Macarena por parte del equipo sanitario que le atendió –sobre todo alabó la labor de las enfermeras– y, en segundo lugar, porque su parto natural fue “súper rápido”. A las 23.55 horas de la nochevieja de 2013 se puso de parto y a las 00.06 horas del primer día de 2014 dio a luz a David. “Todo fue rápido y bien. Estamos todos muy muy contentos y felices. Nos sentimos afortunados”, sentenció una orgullosa madre en un momento de felicidad tan grande que hace olvidar todo lo demás, por muy negativo que sea.

  • 1