Nace el primer Instituto Andaluz de Arbitraje para resolver conflictos

El arbitraje alcanza a muchas materias, como son civil, mercantil, societario, deportivo o laboral de transporte, y podrá alcanzar carácter internacional si así se requiere.

el 26 may 2014 / 15:58 h.

El consejero de Justicia e Interior de la Junta, Emilio de Llera; el decano del Colegio de Abogados de Sevilla, José Joaquín Gallardo, y la abogada Maria Isabel Pozo presentarán este martes en la capital hispalense el Instituto Andaluz de Arbitraje, constituido con el objetivo de "poner en valor la cultura del arbitraje como forma extrajudicial y alternativa de resolución de conflictos, tanto en el ámbito de los operadores jurídicos como en el de la ciudadanía". El Instituto Andaluz de Arbitraje, que ya cuenta con Corte de Arbitraje, nace de la inquietud de un grupo de profesionales especialistas en arbitraje que vieron la necesidad de normalizar en Andalucía una modalidad extrajudicial de resolución de conflictos, que sirva para "flexibilizar y agilizar las respuestas legales que necesita tanto la ciudadanía como las instituciones judiciales", según ha indicado su vicepresidenta, María Isabel Pozo. De esta forma, y si ambas partes en conflicto están de acuerdo, pueden obtener una solución en el plazo de seis meses y con un coste económico inferior al proceso judicial, dado que en el procedimiento arbitral no es necesaria la figura del procurador ni el pago de la tasa judicial. Así, los costes son inferiores al procedimiento judicial ordinario. Asimismo, la profesionalidad e imparcialidad de los árbitros que son designados por la Corte de Arbitraje según la materia jurídica objeto de arbitraje; la flexibilidad del procedimiento que se adapta a cada asunto con el fin de agilizar su tramitación, su menor coste económico y la obligatoriedad de cumplir el laudo dictado, hacen de este mecanismo extrajudicial una herramienta legal adaptada a las necesidades sociales. "Pretendemos ofrecer un mecanismo adaptado a las nuevas necesidades sociales", y es que "nos exigen más rapidez, mayor flexibilidad, más profesionalidad, especialización y menor coste económico", subraya Pozo, quien añade que el Instituto Andaluz de Arbitraje "servirá, a largo plazo, para desatascar los procedimientos judiciales". El arbitraje alcanza a muchas materias, como son civil, mercantil, societario, deportivo o laboral de transporte, y podrá alcanzar carácter internacional si así se requiere. El Instituto Andaluz de Arbitraje, cuya sede estará ubicada en la calle Luis Montoto de Sevilla, arranca con el respaldo de los principales representantes de la abogacía andaluza. El acto tendrá lugar este martes, a partir de las 20,00 horas, en la sede del Colegio de Abogados de Sevilla, y al mismo está prevista la asistencia del consejero de Justicia e Interior; del decano de los abogados sevillanos; del juez decano de Sevilla, Francisco Guerrero, y de la presidenta del Instituto Andaluz de Arbitraje, Rosa María Díaz Castro, entre otros.

  • 1