Local

Nace una niña que salvará a su hermana de la leucemia

Esther González, madre de una niña enferma de leucemia, dio ayer a luz a su segunda hija cuyo cordón umbilical podrá ser utilizado para un trasplante.

el 14 sep 2009 / 22:54 h.

TAGS:

Esther González, madre de Erine Cabrera, una niña enferma de leucemia, dio ayer a luz en el Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona, a su segunda hija, Izel, cuyo cordón umbilical podrá ser utilizado para un trasplante de células a su hermana con la que es "genéticamente compatible".

"Todo ha ido muy bien" dijo el padre de esta familia que reside en Manresa, quien explicó que la niña pesó 3,755 gramos y que "es muy bonita". El cordón umbilical era bastante grande y se pudo recoger suficiente sangre, que contiene células madre. "El Banco de Donantes ya la ha recogido, y ahora debe tratarse y analizarse" para iniciar el proceso para el trasplante, dijo el padre de las dos niñas. El trasplante a Erine se producirá en un plazo de mes y medio o dos meses, en el Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona.

Esther González, la madre de las niñas, se sometió, la primavera pasada, en una Clínica de Bruselas, a un tratamiento de reproducción asistida después de que el Ministerio de Sanidad rechazara su caso. El objetivo era implantar en la madre, después de una selección genética, embriones compatibles con Erine para que la nueva hija pudiera aportar células madre con las que intentar curar al grave enfermedad que sufre la niña.

Compatibilidad. La pequeña, que padece una leucemia de tipo mielomonocítica crónica juvenil, que solo se da en el 2% de las leucemias infantiles, necesita un trasplante de células con el 100% de compatibilidad. La pareja presentó la documentación necesaria para poder recibir el tratamiento en España, pero la solicitud fue rechazada.

  • 1