Deportes

Nacho: "La Real y el Hércules están demostrando que son más que nosotros"

Nacho es uno de los jugadores que parece tener el puesto asegurado en el Betis, pero él refuta esa impresión. Lo que no rechaza es que el equipo está donde se merece a estas alturas.

el 22 ene 2010 / 21:24 h.

Nacho, durante el entrenamiento de ayer.
-Por fin una semana un poco más tranquila, ¿no?
-Sí, después de una victoria la semana siempre es más tranquila y se lleva mejor. Ahora vamos a ver si conseguimos un buen resultado fuera de casa, que eso se nos está atragantando.

-¿La semana pasada fue la peor de la temporada?
-Sí, porque desde que salimos a calentar la gente ya estaba silbándonos. Otras veces pasó lo mismo pero fue durante el partido, en alguna jugada puntual.

-¿Le sorprendió?
-Este año ya hemos vivido algunas jornadas parecidas, incluso cuando nos bajamos del autocar la gente nos increpa y nos insulta. Esperábamos algo parecido, pero esto fue más duro.

-Usted ya dijo que lo más desagradable es que a uno le piten en su propio campo. ¿Eso les afecta a la hora de jugar?
-Nosotros intentamos que no nos afecte, somos profesionales y eso repercute en el juego si te afecta. Hay que intentar aislarse, aunque algo te influye porque que estés en tu casa, con tu afición, y que te estén pitando no es algo muy habitual. Te puedes acostumbrar cuando juegas fuera de casa, pero que sea tu propia afición, que se supone que tiene que empujar al equipo hasta el final...

-Y lo curioso es que el Betis en casa sí se está portando como un aspirante al ascenso.
-Sí, en casa estamos siendo un equipo fuerte. Ahora nos falta sacar unos cuantos resultados positivos fuera de casa para meternos entre los tres primeros y despegarnos de los perseguidores.

-¿Qué les pasa fuera de casa, donde además no tienen esa presión de la gente?
-Los rivales también son más fuertes cuando juegan en casa, pero esa es la gran pregunta: por qué no estamos rindiendo no como en casa, porque eso es muy difícil, pero sí un poquito mejor. Esta semana también hemos hablado entre nosotros de que hay que dar un pasito más; a ver si de una vez por todas damos con la solución.

-¿La consigna ahora es ganar aunque sea jugando muy mal?
-Ahora mismo lo importante es ganar. El partido del Salamanca quizás fue de los peores que hemos hecho en casa, y sin embargo ganamos. El equipo también ha jugado muy buenos encuentros e incluso ha habido partidos en que marcado dos, tres o cuatro goles, pero ahora no estamos en esa situación, sino en la de sacar los puntos como sea.

-Se acaba ya la primera vuelta. ¿Qué balance hace?
-La temporada no está siendo como pensábamos, pero hay que ser optimistas. Sólo estamos a un partido del tercero, así que dentro de lo malo todavía tenemos muchísimas opciones. Por lo demás, sería importante acabar la vuelta con 33 puntos.

-Aunque sumen los 33 puntos, en sus cálculos no entraría llegar aquí con tan poco, ¿no?
-Hombre, claro. Nuestro cálculo era estar metidos ya entre los tres primeros y sacar tres o cuatro puntos al cuarto, pero muchas veces las cosas no salen como uno piensa. Lo que no podemos hacer es venirnos abajo, tenemos mucho margen para corregir los errores que hemos cometido.

-¿De verdad tienen la Real y el Hércules equipos para sacar 12 y 10 puntos al Betis?
-De momento lo están demostrando, y si están ahí será porque están haciendo bien las cosas. La tabla refleja que están siendo superiores al Betis. Cogiendo a los jugadores uno por uno, puede ser que indudablemente no tengan tanto nombre como los que hay en el Betis, pero como equipo ahora mismo están demostrando más que nosotros.

-¿Y el Betis tiene un equipo como para estar tan lejísimos de esos dos rivales?
-Aquí hay equipo, pero tenemos que demostrarlo. Hay muy buenos jugadores y lo que nos falta es hacer un buen bloque y funcionar en el campo exactamente como un equipo. Que haya buenos jugadores no garantiza que vayas a ganar los partidos.

-Usted conoce perfectamente al míster. ¿Cómo lo vio en estas semanas previas? Él da la impresión de ser una persona que no se altera por casi nada.
-Sí, es un hombre tranquilo que por encima de todo no quiere que la presión o los comentarios que haya fuera afecten a su trabajo en el día a día. Si le afectara, imagínese, esto sería un cachondeo. Ya tiene experiencia y sabe que las cosas cambian mucho de una semana a otra. Él sabe aislarse muy bien.

-¿Los jugadores tienen más culpa que el técnico?
-Más no, tenemos la misma, pero en estas situaciones lo que suele hacerse es cambiar de entrenador. No se puede cambiar una plantilla de golpe y porrazo.

-Usted es titular indiscutible y sólo ha sido sustituido una vez. Habrá quien piense que juega sí o sí por ser un fichaje del míster y hombre de su confianza.
-No, y el ejemplo más claro es el año pasado. Él me pidió para el Málaga y jugué muchísimos partidos de suplente [en total participó en 34 partidos, 16 como titular y 18 como suplente, y sólo en 9 jugó los 90 minutos]. Hubo momentos en que salí del once y luego, como el equipo estaba bien, me costó entrar. El míster confía en una serie de jugadores, pero siempre y cuando le rindan. El hecho de que me haya traído él no significa que vaya a jugar.

-¿Está satisfecho con su rendimiento?
-Cuando las cosas no van bien, nadie acaba de estar satisfecho con su rendimiento personal. Al no ir las cosas como se esperaba, yo no estoy contento con el trabajo que estoy haciendo.

-¿Qué percepción tiene usted de cómo lo ve la afición?
-Supongo que hay de todo. Habrá gente a la que le guste más, gente a la que le guste menos y gente a la que no le guste absolutamente nada. Lo que me vale es el trabajo con mis compañeros y la opinión de mi entrenador y mi presidente. En cuanto al resto, no puedo estar pensando en lo que piensen unos y otros.

-¿Y usted qué piensa de sí mismo? ¿En qué está contento con lo que aporta y en qué le gustaría aportar más?
-Lo que doy siempre es trabajo y sacrificio. Lo tengo muy claro: cuando acaba el partido, me gusta irme a mi casa con la sensación de que lo he dado todo y no he podido hacer más.

-¿El hecho de no ser especialmente rápido, y permítame la valoración, es un hándicap a la hora de jugar en la banda?
-Hay muchos jugadores de banda que no tienen que ser rápidos, hay jugadores muy técnicos a los que no les hace falta la velocidad y que se basan en otras características, como el dribling o, como dice el míster, dar equilibrio al equipo por dentro para que luego suban los laterales.

-Mañana visitan al Levante. Se puede decir que usted se hizo como futbolista allí.
-Allí es donde me dieron la oportunidad de jugar en Primera. Aunque debuté en el Málaga, el Levante es el primer equipo que confió en mí; por eso le estaré siempre superagradecido, porque a partir de ahí se puede decir que inicié mi carrera.

-Sería una coincidencia que marcase su primer gol precisamente ante el Levante. Es de suponer que lo estará deseando.
-Hombre, claro, he tenido varias oportunidades pero no he tenido suerte. No es lo que más requiere el equipo de mí, aunque personalmente me gustaría marcar cuanto antes mi primer gol con el Betis.

-Tal como va la temporada, ¿en cuántos puntos cree que estará el ascenso?
-No tengo ni idea, pero supongo que el tercer puesto puede estar en setenta y pocos puntos.

  • 1