Deportes

Nadal afronta el desafío de Djokovic

Rafael Nadal afronta en las semifinales de Roland Garros el desafío de Novak Djokovic, el ascendente tenista serbio que pretende convertirse en el primero en derrotarle en la tierra batida de París. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 05:58 h.

Rafael Nadal afronta en las semifinales de Roland Garros el desafío de Novak Djokovic, el ascendente tenista serbio que pretende convertirse en el primero en derrotarle en la tierra batida de París y arrebatarle el número dos del mundo.

En una reedición de la semifinal del año pasado, los dos jóvenes jugadores tienen motivos para confiar en su victoria, aunque las estadísticas están del lado del español, que nunca ha perdido sobre tierra batida contra el serbio.

"El partido está al cincuenta por ciento. Djokovic es probablemente el jugador más en forma del momento y Rafa está en buena condición", aseguró el entrenador del español, Toni Nadal.

El clan Nadal rechaza el cartel de favorito, aunque reconocen que sobre tierra batida y a cinco sets Rafa tiene una ligera ventaja que deberá confirmar en la pista.

Los dos ferrocarriles se volverán a chocar en la central de París dos semanas y media después de su último duelo, que tuvo como escenario Hamburgo y como vencedor a Nadal, igual que siete de los diez enfrentamientos que han protagonizado.

"Ojalá aquel partido sea una referencia, pero son otras circunstancias", afirma Toni.

El tricampeón de París afronta el encuentro tras haber disputado el torneo más plácido de su historia en París. Su pase a semifinales se concretó tras haber derrotado a su compatriota Nicolás Almagro, el hombre que más victorias tiene en tierra esta temporada, por 6-1, 6-1, 6-1, lo que supone la más contundente victoria en unos cuartos de final en la Era Open.

En los cinco partido disputados ha cedido sólo 25 juegos, la menor cifra de un semifinalista desde que se tienen datos, y por segundo año consecutivo llega al penúltimo escalón del torneo sin haber dejado escapar un sólo set, lo que le iguala al sueco Bjorn Borg y al argentino Guillermo Vilas.

"Es impresionante, es perfecto", exclamó Djokovic cuando le preguntaron por los números de su próximo rival, en medio de las comparaciones entre Nadal y las leyendas de la tierra batida.

Una comparación que Toni Nadal rechaza de plano, para restar presión a su sobrino y pupilo. "No hay lugar a la comparación con Borg, Rafa no está a su nivel. El sueco daba la sensación de ser imbatible, más de dominio", afirma el técnico que pide prudencia pese a que el tenista puede igualar al sueco si suma su cuarto título consecutivo en París.

El planteamiento de los españoles no variará mucho de los anteriores duelos contra Djokovic. "Sabemos cómo tenemos que jugarle porque le hemos vencido otras veces y no vamos a cambiar la táctica", asegura Toni.

Hasta ahora Rafa no ha tenido que pisar el acelerador en Roland Garros, lo que para los Nadal tiene una lectura positiva y otra negativa.

"Por un lado está menos fatigado, pero por el otro no ha tenido esos momentos de tensión que te ayudan a saber cual es tu nivel real. Djokovic si que los ha tenido en este Roland Garros y Rafa los tuvo en torneos anteriores", afirma Toni.

El serbio ha estado menos impresionante en París. Cedió un set en su debut frente al poco conocido germano Denis Gremelmayr y sus partidos han sido menos plácidos que los del español.

Pero ha subido en potencia a medida ha avanzado el torneo y su juego se ha engrasado, por lo que llega con sus opciones intactas a las semifinales, donde aguarda su momento para asentar un golpe de efecto al todopoderoso Nadal, un acelerón definitivo a su carrera en una temporada redonda en la que lidera la carrera de campeones y en la que, como Rafa, ha sumado tres títulos.

El serbio puede presumir de haberse apuntado el primer Grand Slam de la temporada, el Abierto de Australia, el primero de una carrera que augura otros.

Las de París son sus quintas semifinales de Grand Slam consecutivas y, en caso de victoria, disputaría su tercera final seguida de un grande.

El serbio ya no es un neófito de los grandes torneos y por eso el resultado es incierto. Afirma que Rafa es favorito mientras espera agazapado para dar la sorpresa.

  • 1