Deportes

Nadal afronta otro reto en Wimbledon

Amenazado por un feroz rival que disfruta de su mejor momento, Rafa Nadal dará el lunes (14.00) la primera zancada en Wimbledon, en busca de su undécimo título de Gran Slam que no le otorga garantía absoluta para conservar el número uno del mundo. 

el 19 jun 2011 / 20:29 h.

Nadal sonríe tras ganar Roland Garros.

Despierto ya el gigante serbio Novak Djokovic, el abanico de posibilidades en el camino hacia la final se encuentra más abierto que nunca a punto de arrancar la 125 edición del torneo, en la que se espera la asistencia de miembros de la Casa Real británica.

Dentro de las pistas, el top 4 de la ATP, que coincide en esta edición con los cuatro primeros cabeza de serie del torneo y el mismo puesto, incluirá hombres hambrientos que trabajan a destajo por un reto particular.

El de Nadal, que abrirá el cuadro midiéndose por primera vez al estadounidense Michael Russell, es igualar con once Grandes al sueco Bjorn Borg, quien posee la cuarta posición en la lista de los tenistas más galardonados en torneos de esas características y que encabeza el suizo Roger Federer con dieciséis, seguido del estadounidense Pete Sampras (14) y del australiano Roy Emerson (12).

Además, el mallorquín podría convertirse en el octavo tenista en defender con éxito su título en Wimbledon, donde ganó el año pasado por segunda vez después de la hazaña de 2008. El jugador mallorquín sería además el segundo de la historia, después de Bjorn Borg, en lograr tres veces el ‘doblete' Roland Garros-Wimbledon.

Esa defensa del título ayudaría a Nadal para aferrarse al podio mundial, pero no sería suficiente si el adversario en la final fuese Djokovic, que inicia su camino mañana ante Jeremy Chardy, al que ha ganado en las cinco ocasiones en las que se ha enfrentado a él.

Simplemente siendo finalista, independientemente del resultado de los demás, el serbio desbancaría a Nadal y se convertiría por primera vez en número uno del mundo, puesto del que ahora lo separan sólo 65 puntos. Fue también aquí, en Wimbledon, donde el año pasado el balcánico superó a Federer y ascendió de la tercera a la segunda posición del ránking cuando el suizo cayó en los cuartos de final ante Tomas Berdych.

Para el más veterano del top 4, Roger Federer, que cumplirá 30 años en agosto, ésta puede ser su oportunidad para alcanzar la marca de Pete Sampras, que consiguió sus siete títulos de Wimbledon entre 1993 y 1995 y entre 1997 y 2000, después de que lo hiciera también la primera gran leyenda del torneo, William Renshaw, entre 1881 y 1886 y en 1889. En el cuadro femenino, Serena Williams, ganadora en 2010, aspira a ganar su quinto Wimbledon, que sería su decimocuarto título de GS.

Por su parte, el hombre que encarna la esperanza de los británicos en el tenis, Andy Murray, cuenta con el aval de su reciente victoria en Queen's para aumentar las expectativas de levantar su primer trofeo de Gran Slam. El debut lo hará ante el español Daniel Gimeno-Traver, al que todas las casas de apuestas del Reino Unido dan por muerto tras su duelo contra el escocés.

Trece hombres y cuatro mujeres integran este año la armada española de Wimbledon. Ellos son Feliciano López, Pablo Andújar, Marcel Granollers, Pere Riba, Fernando Verdasco, Tommy Robredo, Albert Montañés, David Ferrer, Guillermo García-López, Rubén Ramírez Hidalgo y Nicolás Almagro, además de Gimeno-Traver y Nadal. Ellas: María José Martínez, Laura Pous, Arantxa Parra y Anabel Medina.

Tras el recuerdo de 2010, cuando se vivió un Wimbledon de lo más soleado y caluroso pero eclipsado por la celebración de la Copa del Mundo de fútbol en Sudáfrica, esta edición, en la que, por cierto, los ganadores masculino y femenino recibirán 1,24 millones de euros, promete mayor expectación al tiempo que jornadas pasadas por agua.

  • 1