Deportes

Nadal, Almagro, Verdasco y una genial Suárez se meten en octavos

Rafael Nadal, Fernando Verdasco, Nicolás Almagro y una genial Carla Suárez, tienen ya plaza asegurada para los octavos de final de Roland Garros. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 05:41 h.

Rafael Nadal, Fernando Verdasco, Nicolás Almagro y una genial Carla Suárez, que parece que ha adquirido la madurez necesaria para estar entre las mejores, tienen ya plaza asegurada para los octavos de final de Roland Garros, y ésta última billete además para los Juegos Olímpicos de Pekín.

La jornada estuvo marcada por las victorias de los cuatro, sobre todo las de Verdasco y Almagro, en plena lid por una plaza para Pekín, algo que logró con pleno derecho la canaria.

Nadal cumplió su objetivo y venció al finlandés Jarkko Nieminen por 6-1, 6-3 y 6-1, y aunque quizás deseara ahora a un rival diestro tras vencer a tres zurdos ya en el camino, le viene ahora el cuarto, Verdasco, que superó en un gran partido al ruso Mijail Youznhy, por 7-6 (5), 5-7, 7-5 y 6-1. La ventaja es para Nadal, con un abrumador 7-0 ante el madrileño. Verdasco sabe que para seguir aspirando al billete de Pekín tiene que vencer al mejor del mundo sobre tierra, que lleva 24 partidos ganados en Roland Garros.

"Ahora toca disfrutar, jugar contra Rafa y dar lo mejor. Me lo planteo como un partido más y con nada que perder. El está en su torneo preferido", dijo Verdasco, "lo que tengo que hacer es impedir que tome la iniciativa con su derecha".

El que no parece notar ni el cansancio, ni la presión por ser ahora mismo el jugador que más partidos lleva ganados sobre tierra batida esta temporada, con 28, es el murciano Almagro, que cerró su duelo contra Andy Murray con un genial pase de revés de espalda a la red, para enmarcar el 6-3, 6-7 (3), 6-3 y 7-5.

Almagro, nuevo en octavos de final de París, se enfrentará ahora contra el francés Jeremy Chardy, invitado especial de la organización, verdugo antes del argentino David Nalbandian y que ayer dio cuenta del ruso Dmitry Tursunov, por 7-6, 6-3 y 6-4.

El cuarto polvorín que estalló fue el de Carla Suárez, que a pesar de que acabó algo agarrotada en los muslos, logró vencer a la australiana Casey Dellacqua, por 6-3 y 6-3, un resultado que la catapulta del puesto 132 al 67 del mundo, una inyección de moral para ella, que empezó de la fase previa y que tras vencer a Amélie Mauresmo, parece lanzada en el torneo de su vida. Su próxima rival será la italiana Flavia Pennetta, 30a del mundo, que eliminó a la estadounidense Venus Williams, finalista en el 2002, a la que venció por 7-5 y 6-3.

  • 1